21 de abril de 2015
Ni siquiera se abre expediente al comisario para investigar sus negocios privados. Doce sociedades en las que maneja un capital de 16 millones de euros. Villarejo, que se define a si mismo como "agente encubierto", se habría reunido con González para tratar el tema del ático

Amparo Moraleda, de IBM al cielo

Amparo Moraleda, de IBM al cielo
Ha coleccionado presencias en el consejos de administración de la misma forma y cantidad con la que coleccionaba buenas notas en la Universidad de Comillas. Amparo Moraleda pudo ser y no fue ministra con Zapatero y se tuvo que pelear tras tres años de convivencia con el siempre difícil Sanchez Galan en Iberdrola por el asunto de las indemnizaciones . Ha estado con Fainé en Caixa y con los March en Corporación Alba, y cumplidos los cincuenta y dedicada a la eficiencia lumínica, ha llegado al cielo de Airbus para ser una de las doce de Tom Enders y sustituir a Josep Piqué tras negarse éste al nombre de Belen Romana - atrás queda la maltrecha Sareb de las mil millonarias pérdidas - lejanos los años de su estancia en IBM donde desembarcó con 22 años, conoció a Salvador, su marido, y subió, subió hasta convertirse en una de las ejecutivas más valoradas a nivel internacional, fiel a lo que había aprendido de Juan Carlos Usandizaga, incluida la ambición y la capacidad de trabajo, que tanto montan, montan tanto. Amparo conoció las portadas en papel couché y las invitaciones con cuota de famoseo. Regresó a la discreción para quedarse hasta que le vuelvan a ofrecer papeles de protagonista. La tentación siempre llama varias veces.