18 de septiembre de 2014
En menos de 24 horas, una mujer nigeriana que acudió a un centro de salud de Villavede y un viajero brasileño, encontrado en una dársena de la estación de autobuses de Méndez Alvaro, desataron el miedo al terrible virus. Ambos tenían fibre muy alta y un cuadro médico que podía confundirse con el del virus, por lo que se activo el protocolo, incluido el desalojo de los edificios. Sanidad ha descartado finalmente que se trate del ébola

espaio