27 de enero de 2015
El proyecto del magnate chino no supondría, según la alcaldesa de Madrid, ninguna modificación en el planeamiento urbanístico de la zona, por lo que Jianlin podría empezar a construir "mañana" si quisiera

El sochantre

El sochantre
Es más que lástima que Alvaro Cunqueiro se muriera unos meses antes de conseguir Mariano Rajoy su primer sillón en el Parlamento gallego. Si no hubiese sido lo que fue a lo mejor nos había dejado el primer retrato del que andando los años se ha convertido en el sochantre de la derecha española, el encargado de dirigir el coro del partido que fundara otro de los gallegos que se han paseado por la capital del reino y sus gobiernos, Manuel Fraga. Don Alvaro, que así hay que llamarle, fue nacionalista antes que falangista y dejó el yugo y las flechas para ponerse a escribir con tino de todo un poco allí donde los periódicos y los teatros le dejaban. Gallego de pro tomó las dudas de uno de los protagonistas de Shakespeare para convertirlas en los monólogos de " O incierto señor don Hamlet", que le vienen como anillo al dedo al político de Pontevedra. Y gastrónomo reconocido y alabado en su buen comer hizo suyas una de las recetas para el rey de los tentáculos: " el pulpo a lo sochantre", que bautizó con toda intención otro escribidor, Manuel Maria Puga y Puga, más conocido por su apodo: " Picadillo". Receta con pimientos verdes que es de mucha aplicación en la cosa pública.