www.cronicamadrid.com
    18 de marzo de 2019

RAUL HERAS

Iñigo puede que reconozca a sus propias “brujas “ encarnadas en Tania Sánchez, Rita Maestre y Clara Serra que le prometen el trono del nuevo reino de Podemos tras la “muerte” política de Pablo Iglesias
Una hora de Comité Federal. Media hora del Comité de listas. Y nadie que se levantara a pedir la palabra y expresar su malestar por el ordeno y mando que ha impuesto Pedro Sánchez en el PSOE de cara al 28 de abril.
La pólvora electoral que se acumula en las urnas del 28 de abril va a estallar en cada una de las circunscripciones electorales y se va a llevar por delante más de una vocación de sillón y futuro político
En la noche de los recuentos y la suma de escaños volverán a aparecer los mismos de casi siempre, los nacionalistas vascos y catalanes, sobre todo el primero de ellos, menos radical y más práctico en sus aspiraciones. 25 escaños tendrán la culpa
Conquistada la democracia parlamentaria de la que presumimos y con razón los ciudadanos españoles por los caudillos de los distintos partidos, lo que ocurra entre el 28 de abril y el 26 de mayo se basará más en el ordeno y mando que en la jaula de grillos.
Los dos dirigentes de los todavía principales partidos de nuestra vida pública tienen un sueño o esperanza en común: volver a los equilibrios que surgieron de las elecciones de octubre de 1982.
Están volviendo a los años setenta, incluso algunos a los 30 del siglo pasado. Dicen que representan a la verdadera izquierda y no admiten que existan otros que reclamen para sí el mismo título. No aprenden por más historia que tengan delante. Son las taifas del siglo XXI y van a destruir aquello que dicen defender.
En esa semioscuridad que producen las convocatorias electorales, el juicio del “Process” avanza y comprobamos que cada ojo de los implicados lo veía de forma muy distinta. Cien miradas y cien formas distintas de ver y entender lo que ocurrió entre junio y octubre de 2017
A la que fuera segunda lideresa del PP madrileño la persiguen dos palabras, “vae victis” (ahi de los vencidos ), pronunciadas por el jefe galos de los sesones tras conquistar Roma
Dirigentes de “toda la vida” que renuncian a seguir ya han aparecido en todos los partidos. La convocatoria electoral la van a aprovechar desde Sánchez a Iglesias pasando por Casado y Rivera para cubrirse las espaldas. Quieren ganar pero sobre todo no quieren que una derrota les manda a casa
Hace 41 años y 4 meses el que era president de la Generalitat en el exilio llegaba a Madrid para entrevistarse con el Rey Juan Carlos y con el presidente del gobierno, Adolfo Suárez. A su lado, Manuel Ortínez, el hombre que conocía todos los secretos de la Cataluña franquista, y que apoyado siempre por la Iglesia y el Opus había negociado con los servicios secretos. Sus profecias se han cumplido.
Lo que tendremos en el inicio del mes de junio será un gran zoco de negociación a varios niveles, con los partidos cambiando gobiernos de distintos nivel de la misma manera que lo hacen los niños en los colegios conlos cromos. Y el Rey se enfrentará a un liío enorme, otro "gran marrón" como el que tuvo el 20 de diciembre de 2015
Tardó veinte minutos de mitin electoral pero lo hizo: elecciones el 28 de abril. Pedro Sánchez inaugura las primeras elecciones cibernéticas en España. A partir de ahora la política se entrega al big data. Ganar o perder estará en manos de las computadoras.
Los mejores discípulos de Pedro Sánchez son los representantes del independentismo catalán. Puigdemont, sobre todo, se ha aprendido de memoria una de las frases más lacónicas y repetidas del hoy presidente cuando era líder de la oposición. Su “no es no “ a Mariano Rajoy
Convertida en un voraz agujero negro Cataluña puede tragarse la democracia española de la misma forma que lo hace el fenómeno astronómico con galaxias enteras
0,234375