www.cronicamadrid.com
    24 de septiembre de 2021

RAUL HERAS

El 28 de febrero de 2021 se cumplen ocho años de la renuncia de Benedicto XVI. Quince días más tarde el Cónclave de cardenales elegía como Papa al cardenal argentino Jorge Mario Bergoglio. Los secretos de la “huída” los tenía un cardenal español y trataban de la economía vaticana. Trescientos folios secretos, claves para entender todo lo que ha hecho y quiere hacer el Papa que llegó del Sur.
La ex ministra y ex presidenta es pasional, algo que ha heredado la actual mandataria madrileña. Las dos se salen del guión oficial del PP con enorme facilidad
Ya tenemos de regreso a la arena política al más genuino representante de la evolución de la derecha española: José María Aznar López, quien tras “coquetear “ con Santiago Abascal y Albert Rivera ha aceptado que la mejor opción del PP para volver al poder en las próximas elecciones generales es Pablo Casado.La presidenta madrileña tendrá que esperar.
Si el PSOE pierde las futuras elecciones y el poder Pedro Sánchez abandonará los dos grandes sillones de poder que detenta, el del palacio de La Moncloa y el de la sede central de su partido en la calle Ferraz. En UP será aún peor. La salida del poder y la pérdida de diez o más escaños y de un millón de votos hará que la parte de Podemos se desintegre
Son veinte nombres. Todos tienen grandes carreras jurídicas a sus espaldas. Los veinte fueron elegidos por el Parlamento . Por tres caminos diferentes. Deberían haberse marchado de sus puestos hace 34 meses. No quieren y no les dejan. Se han convertido en veinte disparos contra España y su democracia.
La apertura del Año Judicial, presidida por Felipe VI será el mejor de los escenarios para que los ciudadanos de cualquier color y signo político comprobemos que una de las tres patas que ideo Montesquieu para la gobernanta de las sociedades democráticas y libres está astillada y casi rota
Si Juan Lobato no se convierte en el nuevo secretario general del PSOE madrileño, el presidente Sánchez habrá fracasado. Un resultado tan improbable que desde Moncloa, los dos hombres que están “controlando” la elección de mediados de octubre, lo que quieren conseguir es que el porcentaje de la victoria del actual diputado autonómico y ex alcalde de Soto Del Real supere el 80 por ciento.
Si ningún presidente autonómico decide adelantar el calendario electoral, que es muy probable de que así suceda, en los próximos cuatro años vamos a tener 8 citas con las urnas.
Emitir un comunicado en zapatillas desde el lugar de veraneo no debería convertirse en un arma arrojadiza contra el presidente del Gobierno. Lo que ha pasado es que Pedro Sánchez ha tardado mucho tiempo, demasiado, en “crear” un Comité de seguimiento de la crisis de Afganistan y la vuelta de los españoles y sus colaboradores atrapados en el infierno de los talibán.

El último asalto en este combate cotidiano que llevan ofreciéndonos las herederos del viejo PCE contra los herederos del PSOE de Pablo Iglesias, mientras la democracia huye de Afganistan, lo han protagonizado Yolanda Díaz e Ione Belarra frente al ministro Marlaska. Antes lo hicieron con José Luís Abalos. Motivo: la devolución a Marruecos de los menores que entraron de forma ilegal en España. No saben que hacer con ellos pero no importa.

Allí donde han caído miles de bombas y han muerto miles de hombres, allí donde las dos primeras potencias nucleares de la historia han fracasado, un guerrero convertido en mito universal consiguió vencer a las seis tribus que siglo tras siglo han conseguido que Afganistán sea la tumba de las ambiciones de aquellos Imperios que pretendían conquistarlo.Su dura lección no la aprendieron ni el ruso Brezhnev, ni el americano Bush.
Se le olvidaron a la ministra dos “hechos relevantes”: el primero, que desde el Gobierno se puede y se debe actuar por el bienestar de los ciudadanos, sobre todo cuando se trata de un bien básico como es la luz; y el segundo, que es el que esconde la pasividad del Ejecutivo y su deseo de echar balones fuera, ya sea hacia 17 años atrás o hacia la Comisión europea, los impuestos
Once miembros de la Casa Borbón han reinado y reinan en España desde hace 300 años. De ellos, seis conocieron el exilio por distintas razones y siempre terminaron mal, para ellos, para sus intereses y para nuestro país.
Cansado el Gobierno de la Nación de ser el enemigo común en el que coincidían todas las derechas y una buena parte de la izquierda más radical ha decidido que tenía derecho a fabricar su propio enemigo común, y lo ha encontrado: Madrid. En el territorio de la Comunidad y de la capital se concentran todos los males económicos que padece España y es necesario que sus habitantes paguen por ello.
Si el Ejecutivo logra que los PGE del 2022 se cumplen cada uno de los 46.700.000 españoles que formamos el censo oficial tendrá sobre sus espaldas una deuda de 30.000 euros, o a la antigua usanza: deberá a los prestamistas del estado la nada despreciable cifra de cinco millones de pesetas
0,43603515625