www.cronicamadrid.com
    30 de septiembre de 2020

RAUL HERAS

Ocupa tanto espacio Cataluña en las intervenciones de los líderes políticos y en los medios de comunicación cada día que, al igual que pasaba con Teruel, España parece que no existe, que cinco millones y medio de ciudadanos catalanes pesan más que los veintinueve y medio del resto del país.
Prueba de voluntad política del Estado en Cataluña con la entrega de los Premios de la Fundación Princesa de Girona A seis días de las elecciones y en plena campaña electoral, los líderes políticos tienen una gran ocasión para mostrar la unidad entorno a la Monarquía

Si la abstención pasa del 30 por ciento el 10N y el centro político que pudo representar Ciudadanos se desmorona, las posbiliedades de victoria del PP y del conjunto de la derecha aumentarán y mucho. La izquierda necesita que haya una participación masiva. Lo ocurrido enre 2011 y 2019 así lo demuestra.
Cada convocatoria electoral ofrece estrategias diferentes a los partidos políticos. Unos las utilizan para atacar a los adversarios con sus propuestas, sbre todo si están en la oposición, y otros para apelar a la memoria de los ciudadanos y llevar a un segundo plano los problemas reales del día a día. Tras el dominante tema de la corrupción, ahora se ha instalado la necrofilia resucitando la guerra civil.
Bajo la presión de las declaraciones de las autoridades catalanas sobre sus deseos independentistas y las repercusiones del traslado de los restos de Francisco Franco del Valle de los caídos al cementerio de Mingorrubio, la España de los problemas cotidianos tiene quince dias para conseguir un presidente.
Era imposible que no me topara con él nada más escribir el título de este artículo. En el inicio estaban tres monjes benedictinos: Justo Pérez de Urbel, Luís María de Lojendio y Santiago Cantera; y dos tumbas, las de José Antonio Primo de Rivera y Francisco Franco. Todos moviéndose en un mismo escenario esculpido en la piedra gris, agrietada y cenicienta. Como el rostro de la anciana que es la sierra que protege la capital del Reino.
El futuro parlamentario de España está escrito: los nacionalistas mantienen el control de la llave del Gobierno de la Nación. Los 40 escaños que van a obtener les permiten decidir el nombre del presidente. De los 8 grupos que se sentarán en el Congreso, dos son los decisivos: La ERC de Junqueras y el PNV de Urkullu. Su entrevista en agosto de 2018, en la cárcel de Lledoners, puede tener la clave.
En tres semanas iremos a elecciones y los partidos tendrían que estar hablando de pensiones, paro, sanidad, emigración....pero el problema catalán lo inunda todo

Abascal y Vox, con su presencia política y sus declaraciones de derecha dura, les han hecho un gran favor a Casado y Sánchez, “matando” por el camino a los dos aspirantes a moverse en el espacio de centro: Rivera y Errejón. La crisis de Cataluña y la violencia de la minoría de los CDR favorece la carambola electoral.

Los 177 años de cárcel que pedía la Fiscalía para ellos se han quedado en 104 y, lo que es más importante, será el tribunal quién establezca si puede gozar del régimen de semilibertad que habitualmente se concede a partir del cumplimiento de la mitad de la pena. Sentencia “suave” para unos, la mayoría, y “dura y vengativa” para otros, para aquellos que pensaron que iban a alcanzar la independencia de Cataluña.

Tiene prisa. El presidente en funciones y candidato del PSOE para el 10N dedica una buena parte de sus días a recorrer televisiones, radios y periódicos para ofrecer a los españoles sus ideas progresistas para que España funcione durante los próximos cuatro años. Al igual que en el cuento de la lechera se olvida de que para conseguir sus sueños primero tiene que tener la leche y no derramarla por el camino.

Los clones imposibles de la politica española ( y 5 )

Ser un camaleón en política es una cualidad que atesoran la mayoría de los líderes. Les permite sobrevivir adaptándose a las circunstancias cuando se ven en peligro, y es el mejor de los camuflajes ideológicos cuando se trata de atacar a los adversarios. Hoy, el mejor de nuestros camaleones es Pedro Sánchez, que tiene en el presidente francés y en el primer ministro portugués dos especímenes en los que mirarse.
Las palabras pacto y España se han convertido en “treding topic” este fín de semana. Van a ser las palabras de moda hasta que vayamos a las urnas. Abrió la puerta Albert Rivera tras ver las orejas al lobo electoral que se asomaba con el 10N entre sus fauces. Ya está dispuesto a pactar con el socialismo de Pedro Sánchez. Y ya puestos, también con el PP de Pablo Casado, se entiende que con el añadido necesario del Vox de Santiago Abascal.

Los clones de la politica española ( 4 )

Sin Laberinto no hay Minotauro y sin Minotauro no hay Laberinto. El mito que nos dejó la Grecia clásica es doble: el toro-hombre condenado a perderse eternamente por los pasillos de su cárcel sin puertas, y la cárcel concebida para que el prisionero no pueda vivir y estar con el resto de los ciudadanos.

Los clones imposibles de la política española ( 3 )

Huyó de la gran casa común de la derecha española que habían edificado Manuel Fraga y José María Aznar tras sentirse arrinconado por el centrismo descafeinado de Mariano Rajoy. En su huída se encontró con un nadador experto en fugas de banderas y británico apellido, y un matrimonio con largos apellidos de doctrina aristocrática y aroma de puros habanos.
0,5150146484375