www.cronicamadrid.com
    21 de noviembre de 2018

Tur Torres

La portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de la capital lleva semanas demostrando que no tiene ningún deseo de ser la alcaldesa de Madrid. Obsesionada con Cataluña y con atacar a Pedro Sánchez y su gobierno se ha olvidado por completo de su papel. Tiene tan asumido que sus ambiciones están muy lejos de la plaza de Cibeles que ni siquiera ser preocupa de la “cortina” o del “telón” que ha colocado delante de su compañero de partido y aspirante a presidente de la Comunidad madrileña.
El intento de convertir a María Teresa Campos, Terrelu y Carmen en las “Camposian” estaba condenado al fracaso desde el principio. Las semejanzas entre las mujeres de la amplia familia Kardashian y sus apariciones en las televisión norteamericana con nuestras Campos son tan mínimas que se limitan a que sus supuestos “realities “ aparecen en las pantallas de los televisores. Se ha intentado alargar el experimento, pero. España no es Estados Unidos, ni la larga y numerosa familia norteamericana es transplantable a España.
Está en el olvido por decisión propia y consejo de amigos pero hace apenas un año ocurría todo lo contrario. Ella era la proa de la flota del PP y así veía yo su presencia ante la flor y nata de la “sociedad” madrileña:
Las dos grandes bazas política que tenían en2015 para mantener y conquistar el poder político en la Comunidad de Madrid y en el Ayuntamiento de la Capital por por parte del PP y de Podemos se basaban en lo mismo: el denostado y vilipendiado ladrillo. Al sector que se le ha atacado desde todos los puntos de vista, culpándole de la crisis económica que estalló en 2008, y acusándole de ser la base de la corrupción política, que se le utilizó como elemento clave y que a poco que nos descuidemos volverán a utilizarlo en las elecciones de junio de 2019.
A sus 50 años recién cumplido, el exduque de Palma acaba de ingresar en Brieva, una cárcel de mujeres, en la que los hombres que han pasado por ella lo han hecho por muy pocos días. El único que permaneció siempre tras sus muros fue Luis Roldán,
El intento de convertir a María Teresa Campos, Terrelu y Carmen en las “Camposian” estaba condenado al fracaso desde el principio. Las semejanzas entre las mujeres de la amplia familia Kardashian y sus apariciones en las televisión norteamericana con nuestras Campos son tan mínimas que se limitan a que sus supuestos “realities “ aparecen en las pantallas de los televisores.
En Amer presumían de que su monasterio benedictino de Santa María está allí desde hace más de mil años. Era el gran orgullo de ese pueblo gerundense de menos de tres mil habitantes hasta que un 29 de diciembre de 1962 nació Carles Puigdemont. Sus vecinos no le dieron más importancia pues no tenían el don de la clarividencia, tampoco sus padres que le enviaron a estudiar a un internado para que puliera sus indudable dotes de curioso impenitente.
0,13671875