www.cronicamadrid.com
    2 de octubre de 2022

Tur Torres

El Alto Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad y vicepresidente de la Comisión que tiene a Ursula von der Layen como cabeza visible nos acaba de hacer un gran favor a todos los europeos y, por consiguiente, a los españoles. Josep Borrell ya sabía que Vladimir Putin era un malvado, nos lo dijo y lo proclamó a todos los vientos mientras pedía y pedía más armas para que el presidente Zelensky combatiera a los rusos.

El presidente del Gobierno y Secretario General del PSOE cree que en las elecciones autonómicas y municipales de Mayo su partido no podrá vencer a Díaz Ayuso, que hoy por hoy aparece como la candidata inalcanzable para Juan Lobato, por más que el dirigente socialista mejore los resultados de Angel Gabilondo. Por esa razón volcará todos los esfuerzos en derrotar al alcalde Martínez Almeida con una alternativa que sea capaz de aglutinar votos en la izquierda.
Si todos los días los medios de comunicación hablamos de lo mismo y decimos los mismo con los mismos protagonistas en las mismas situaciones, todo ello ya no será noticia al haber dejado de ser nuevo, se habrá transformado en costumbre. Eso es exactamente lo que ya ha ocurrido con lo que antes considerábamos malas noticias, que han dejado de ser noticia, pero siguen siendo malas; y las buenas, que se convertirían en noticias, al ser nuevas, no existen.

El antiguo alcalde socialista de Sevilla, Juan Espadas, se merecía perder las elecciones a la presidencia de la Junta de Andalucía y las perdió, dejando que el PP de Juanma Moreno consiguiera su primera mayoría absoluta. Debía marcharse pero se quedó con la excusa manida de que le gustan los desafios. Su sucesor, el también socialista Antonio Muñoz, se merece perder en el próximo mayo y sería bueno que perdiera.

En este verano de incendios voraces y ciudades que se supone solitarias, vuelvo a las lecturas de antaño, aquellas en las que descubrías los mundos que aún no habías visto, guiado como otras tantas veces por la magia de las palabras. Estoy frente a las olas que murmuran la desesperación de un Mediterráneo atacado, yates de emperadores farmaceúticos que nacieron y fueron comprados para que los caminantes de las orillas vieran más cerca la riqueza que nunca tendrán.

No era el único, ni el primero, ni eran azules, rojas o tricolores las lápidas que los tapaban. Recordar aquellas confidencias de los años en los que el protagonista se sentaba en el trono de La Moncloa puede que sirva para que la tentación de imitarle desaparezca. O que se establezca una lucha para ver quién la tiene más larga .

Si el comisario Villarejo es como un pozo sin fondo en el que han vertido sus aguas negras gran parte de los poderes políticos y económicos de este país, el dúo formado por Julián Carreras y Joaquín Moya- Angeler, desde el Fondo de inversiones británico Palamon, puede que sea otro pozo en el que buscar una explicación a lo que ha sucedido, sucede y va a suceder en Indra.

Optimismo desbordante, felicitaciones que se acumulan en los medios de comunicación, la cumbre de la OTAN ya nos ha de vuelto al primer plano de la gran política mundial, del Rey Felipe al presidente del Gobierno pasando por la Reina Letizia y Begoña, la mujer de Pedro Sánchez, hermosas las dos, ambiciosos los cuatro. Un desfile ininterrumpido de personajes sacados de un tiempo perdido a la sombra de “ Las Meninas” en flor.

Desde hace cinco años, dos "pinchos" entregados al entonces juez de la Audiencia Nacional, De la Mata, por la policia - que no aportó la fuente de los mismos - narraban una parte de la vida secreta de la familia de Jordi Pujol. Contenían 2672 archivos y en ellos aparecían los lados oscuros en los que el ex presidente de la Generalitat y sus hijos “contaban” sus relaciones económicas y financieras dentro y fuera de España.

Estaba con respiración asistida desde la debacle de las últimas elecciones generales. Ciudadanos no tenía futuro tras intenar lo imposible: moverse de derecha a izquierda y mantener el pequeño poder político que le quedaba. Albert Rivera abandonó el barco naranja y dejó a la “contramaestre“ Arrimadas para que intentara llevar el barco liberal hasta la siguiente cita con las urnas. No ha podido y los “arrecifes” de Madrid y Andalucía han dañado el casco de forma irreparable.
Ya lo tenían tras lo sucedido en Madrid y en Castilla y León pero ahora el miedo electoral en sus propios cuerpos se ha agudizado tras los resultados andaluces. Son los nueve presidentes autonómicos del PSOE que llegaron o conservaron el poder tras los comicios de 2019. El temor es desigual pero a todos les une una mismo pensamiento: si no se alejan de las decisiones y comportamientos del Gobierno central de Pedro Sánchez se arriesgan a perder el suyo.

El banco Santander ha ganado una gran batalla en Europa tras la resolución sobre la compra del Banco Popular. Ana Botín, Mariano Rajoy, Cristóbal Montoro y Luis de Guindos respiran satisfechos pero la guerra sigue y las nuevas batallas, con el BCE de Christine Lagarde en el centro del conflicto, sin olvidar las escaramuzas americanas, pueden arrojar nuevas sorpresas.

La elección del Poder Legislativo en Francia, al igual que ocurre con la elección del presidente de la República, no se parece en nada al sistema español pero lo ocurrido este domingo, 12 de junio de 2022, debería ser una lección para nuestros políticos y los del resto de Europa. Por primera vez desde que en 1958 comenzó la llamada V República, la abstención ha ganado a todos los partidos.El 53% de los franceses que podían votar decidieron no ir a las urnas.

La presidenta madrileña está convencida de que el 25 de mayo de 2023 obtendrá su segunda gran victoria política. Desaparecido Ciudadanos de la esfera política autonómica el objetivo de Isabel Díaz Ayuso es impedir que Vox, por su derecha, le obligue a pactar un nuevo Gobierno con Rocio Monasterio de vicepresidenta. Su miedo está en la influencia del voto municipal en la papeleta autonómica, sobre todo en el “cinturón rojo “ que recuperó la izquierda en 2019.

A Felipe VI, durante unas horas lejos de tantos golpes políticos y familiares, siempre le quedará París, la ciudad de la que partió para reinar en España el primero de los Borbón, y en la que nuestro Rey ha podido, en 37 días, disfrutar de dos triunfos españoles, los dos con el número catorce como número de la suerte. El primero tuvo lugar en uno de los barrios más conflictivos de la capital francesa, el de Saint Denís; el segundo en el elitista complejo de Roland Garros.

0,404296875