www.cronicamadrid.com

elecciones generales

La razón matemática asegura que se pueden evitar unas terceras elecciones en el mes de diciembre. La razón política dice todo lo contrario. Si sumamos escaños del Congreso que permitan la investidura ee un presidente aparecen cinco variables que lo harían posible.

Sànchez puede decir no

El presidente en funciones necesita para ser de nuevo presidente de pleno derecho que Ciudadanos le de sus 32 votos. No le basta con la abstención. Tiene que sumar màs delos que presumiblemente va a tener enfrente: los 71 de Unidos Podemos, los 2 de Bildu, los 9 de Esquerra Republicana...y los 85 del PSOE, en total 167 escaños que votaran en contra en la primera y en la segunda ronda de investidura. A su lado tendrà sus 137 y los 32 del partido naranja, más uno desde Canarias. 170 sies que dejarian que el PNV con sus 5 y el nuevo Partido Democrático de Cataluña con sus 8 se abstuvieran.

Si el PP no puede formar gobierno por la negativa del PSOE a darle su apoyo, el culpable no es Mariano Rajoy es Pedro Sanchez. Si el PSOE ha conseguido por dos veces y de forma consecutiva tener los peores resultados de su moderna historia el culpable no es Pedro Sanchez, es Pablo Iglesias. Si Unidos Podemos no ha conseguido superar al PSOE en votos y escaños, los culpables no son Pablo Iglesias y Alberto Garzön, los cupables son el Brexit propiciado por el conservador Cameron y el miedo generado por Rajoy. Si Ciudadanos se sigue desinflando en sus ambiciones de convertirse en la referencia del centro derecha español, la culpa no es de Albert Rivera, la culpa es del sistema electoral y de la campaña del voto util protagonizada por Rajoy y el Partido Popular.

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha apostado por encabezar un gobierno apoyado por una gran coalición, con el PP, el PSOE y Ciudadanos, con un programa de gobierno pactado para los próximos cuatro años, pero no se ha cerrado a encabezar otra fórmula porque "urge formar gobierno". De hecho, no descarta intentar buscar acuerdos con el PNV o Coalición Canaria, si bien ha precisado que ahora lo primero que hará será hablar con "todos" para ver su "disponibilidad" a "construir", empezando por los socialistas.

Ha dejado a todos sus rivales en el camino, agotados, perdidos en ese camino de seis meses en los que se han sucedido los escándalos, las acusaciones, los sustos en Europa. Mariano Rajoy quería ganar, se propuso ganar, se empeñó personalmente en ganar y salvo que se junten Sánchez, Iglesias y Rivera, seguirá en Moncloa.

Tur Torres

Se veía de presidente y con los votos del PSOE como respaldo para llegar a La Moncloa. Le sonreían las encuestas, su alianza con Alberto Garzòn era la mejor de las llaves para abrir la puerta con la que soñó Julio Anguita, la del sorpasso al viejo adversario de la izquierda desde hace más de un siglo.

Se temìa lo peor y lo peor podia haber sido peor. Parece un juego de palabras pero es exacto. Albert Rivera llegó a la gran polìtica para ser una alternativa a un PP y a un Rajoy que creìa agotados. Llegaba desde el centro y sin manchas de administraciòn.

El presidente de Ciudadanos y aspirante a la Presidencia del Gobierno, Albert Rivera, ha afirmado este miércoles que si esta vez tampoco se lograra formar gobierno y hubiera que convocar unas terceras elecciones, los candidatos que hayan "bloqueado" por "sus sillones" deberían dimitir.

Guerra a Sánchez

El exvicepresidente socialista Alfonso Guerra ha admitido este martes de que si el 'popular' Mariano Rajoy no logra formar gobierno el PSOE tendrá que decidir entre abstenerse para que pueda formarlo en minoría o ir a nuevas elecciones. "Es contradictorio votar no y decir no quiero nuevas elecciones, tiene que decidir, o lo uno, o lo otro", ha dicho.

El sociólogo y presidente de GAD3, Narciso Michavila, y el sociólogo y director de investigación y análisis de Sigma Dos, José Miguel de Elías, han achacado el error de estimación de las encuestas, que predecían un 'sorpasso' de Unidos Podemos sobre el PSOE, a la abstención de un millón de votantes de Podemos. También han detectado la imposición del miedo a que gobernara Pablo Iglesias sobre la ilusión que habían despertado los nuevos partidos en los comicios del 20 de diciembre.

Las formaciones soberanistas y a favor de la independencia han perdido peso con respecto a las elecciones celebradas el 20D al sumar una de sus peores marcas históricas debido a la mejora del resultado obtenido este domingo por el PP y a la victoria de Podemos en feudos nacionalistas como Cataluña y País Vasco.

Gallego hasta la médula y conocedor de los secretos de las meigas aprovechô la noche de San Juan y echó un conjuro a los dioses civiles de la política. Les gana s todos sus rivales en experiencia yen resistencia.

Tur Torres

Tenía en contra a todas las encuestas y a una parte de su partido. Le daban por muerto polìticamente y casi le habían enviado la mortaja a su despacho. Respira con los resultados y pese a perder escaños y votos se dispone a resistir, que no en balde Podemos e Izquierda Unida han perdido más de un millòn de apoyos respecto a lo que consigueron por separado en el mes de diciembre.

Son los dos favoritos para el domingo. El presidente del PP para ganar las elecciones y mantenerse como referencia del centro- derecha de este paìs. El,secretario general de Podemos para convertirse en la nueva referencia del centro-izquierda. Al primero le haran falta los votos de Ciudadanos para empezar a hablar de investidura. Al segundo los del PSOE.

Hasta el mismo día 26 vamos a seguir oyendo muchos noes y muy pocos, por no decir ninguno, sies. Noes de Pedro Sánchez y el PSOE a pactar con Podemos y mucho menos a dejar que Pablo Iglesias sea presidente de un gobierno de ambos partidos. Noes tambien a Mariano Rajoy y al PP, por supuesto. Noes de Albert Rivera al presidente en funciones - que no al PP - y a Podemos en cualquier lugar y circunstancia. Y noes de Podemos al PP y a Ciudadanos, con guiños al PSOE sin Sánchez al frente.