www.cronicamadrid.com
¿Tener tarjeta prepago sin cuenta bancaria?
Ampliar

¿Tener tarjeta prepago sin cuenta bancaria?

miércoles 19 de febrero de 2020, 16:00h

El mundo financiero actual ha evolucionado en la medida en la que los usuarios han ido cambiando sus demandas. Hay necesidades que la banca tradicional no puede satisfacer, debido a su rígida constitución. Sin embargo, eso no quita que haya bienes y servicios variados que den respuestas a estas nuevas situaciones.

Entre los nuevos servicios disponibles se encuentra la opción de la tarjeta de prepago. Consiste en una tarjeta a la que se le puede recargar saldo utilizando una cuenta bancaria, bien sea propia o de un tercero. Son útiles para llevar un monto determinado de dinero y que no esté asociada a la cuenta de banco como tal.


Esta característica de estar disociada puede ser un inconveniente a primera vista. Sin embargo, resulta muy útil en algunos casos:


Por seguridad

En caso de pérdida, robo o clonación de la tarjeta, los fondos comprometidos no serán los de la cuenta bancaria. Mientras se soluciona la situación con las entidades pertinentes para que hagan un reintegro, existe la tranquilidad de que no se vaciará toda la cuenta, por lo que no habrá una desprotección económica.


Esto es especialmente útil en caso de hacer compras online, ya que siempre existe la posibilidad de que haya algún robo de identidad. En caso de que ocurra, el monto que se puede sustraer estará limitado y no será parte del dinero principal de la persona. En caso de sospechar que hubo un robo de datos, se puede pedir un reemplazo de la tarjeta con facilidad. Se trata de una posible medida para hacer las compras en Internet más segura.


En este aspecto, otra utilidad de estas tarjetas prepago o tarjetas monedero, es que se le puede prestar a alguien para que haga uso de ellas, sin que pueda gastar más de lo asignado. Es una alternativa en caso de tener familiares, por ejemplo. Hay algunas tarjetas que permiten tener otros plásticos a nombre del dueño con montos asignados.


Control financiero


Estas tarjetas monederos son especialmente muy útiles para tener un control de gasto estricto para quienes han probado otras soluciones sin éxito. Al tener una cantidad limitada de dinero, no es posible hacer un gasto mayor al estipulado. Claro está, para que esta sea una medida efectiva, hay que hacer un presupuesto adecuado, correspondiente a las compras que se harán.


Esta es una buena idea para ir de compras, por ejemplo. Así hay un límite a cumplir. También funciona cuando se va hacer alguna salida y no se desea gastar más que un monto fijo. Hay que tener en cuenta que esta medida puede ser contraproducente en caso de emergencia, por lo que estas tarjetas no deben ser utilizadas para esos fines.


Por supuesto, no hay que olvidar que por más que haya un monto máximo en la tarjeta, es posible recargarlas en cualquier momento a través de su respectiva aplicación online. Solo hay que hacer una transferencia bancaria a la tarjeta y ya está. Hay las que incluso ofrecen una cuenta bancaria virtual con su IBAN incluido.


Funciona como control de gastos, dificultando aumentar el presupuesto pero sin correr el riesgo de no poder disponer de más dinero. Solo que se hace más difícil acceder a la cuenta y transferir. Este proceso hace que sea más tentador ceñirse a un presupuesto.


Al momento de viajar

Estas tarjetas de prepago son muy útiles al viajar a cualquier parte del mundo, ya que suelen ofrecer intercambio de divisas. Esto hace que desde esa tarjeta se puede pagar en prácticamente cualquier sitio que admita Visa o Mastercard (según corresponda), y pagar con la moneda de dicho país. Esto ayuda muchísimo a ahorrar en comisiones y el esfuerzo de hacer cálculos al momento de hacer la conversión.


Todo el intercambio de divisas es transparente y se puede ver en la página de cada tarjeta monedero. Así se verifican las comisiones a detalle, cosa que por lo general es más difícil de ver en cuentas bancarias tradicionales. Además, al estar pagando con la moneda local, no hay ningún cargo extra, que sí pudiera existir por el uso de moneda extranjera.


Son una buena alternativa para hacer algún viaje corto de bajo presupuesto. Sirve como control de gastos y no habrá demasiado problema en caso de perder la tarjeta en algún momento del trayecto.


A tener en cuenta


Estas tarjetas tienen muchas bondades en términos financieros y de su uso cotidiano. Sin embargo, es importante entender que son prepagadas o de monedero, son más o menos como una billetera. Una vez gastado el saldo, es necesario volver a recargarlas. Por eso es que no es buena idea contar con ellas en caso de una emergencia, ya que no se sabe de cuánto serán los montos.


La cantidad de dinero diaria que se les puede transferir también es limitada en algunos casos. Va a depender de la entidad que las emita. El límite diario suele ser bastante alto, de algunos miles de euros, pero hay que saber de su existencia y planificar en función de eso. Son una alternativa práctica como sustituto de una billetera y el uso que hay que darles debe ser como tal.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de cronicamadrid.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.