Alarma en los ayuntamientos: Hablan de 'incautación' y de ser los `paganinis´de la crisis
Ampliar

Alarma en los ayuntamientos: Hablan de "incautación" y de ser los `paganinis´de la crisis

jueves 16 de julio de 2020, 13:49h
Son muchos alcaldes, con el de Madrid a la cabeza, los que han pedido a Sánchez poder utilizar su superávit para combatir los efectos sociales y económicos derivados de la pandemia. Ahora temen que ese remante de tesorería sera "incautado" por el Gobierno, que, incluso, les habría comunicado ya que los consistorios adelantaran ayudas como las del IMV. Los socialistas contratacan a la denuncias de los regidores del PP acusando a la Comunidad de quedarse con el dinero de los consistorios al rescindir el PIR

Desde hace semanas la alarma empieza a cundir en los ayuntamientos madrileños por el temor de convertirse en los `paganinis´de la crisis de la pandemia, ante la falta de liquidez que tendría el Gobierno para asumir el pago, entre otras cosas, del Ingreso Mínimo Vital. Alcaldes del PP advierten ya que el Ejecutivo de Sánchez les habría comunicado que adelanten el dinero para pagar el IMV.

La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, ha criticado duramente que el Gobierno de la espalda a los ayuntamiento con su planteamiento sobre el superávit y quite el dinero que en el caso de la ciudad pertenece a los madrileños por pagar sus impuestos, algo que ha tachado de "absolutamente inaceptable".

Así lo ha señalado Villacís al ser preguntada por la decisión del Gobierno de permitir a los ayuntamientos gastar parte del superávit para inyectar 5.000 millones a la economía.

"El superávit del Ayuntamiento no es del Ayuntamiento", ha insistido la vicealcaldesa madrileña reseñando que se tiene que devolver a los madrileños porque son los que han pagado los impuestos. "Y se tiene que traducir en atención social que ahora se necesita, trasladar a los ciudadanos para la limpieza, desinfección y las nuevas medidas del Covid y a las empresas y autónomos a través de planes de estímulo comercial", ha dicho.

"Los ayuntamientos estamos sufriendo mucho en la pandemia porque somos las instituciones más ágiles para abordar un sinfín de problemas. El Gobierno no solo no es sensible a los ayuntamientos, sino que nos da la espalda y nos quiere quitar el dinero de todos los madrileños. Me parece absolutamente inaceptable", ha apostillado.

LA ALCALDESA DE POZUELO HABLA DE "INCAUTACION"

Una de las más claras en advertir de lo que puede ocurrir ha sido la alcaldesa de Pozuelo de Alarcón (PP) y miembro de la Junta de Gobierno de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Susana Pérez Quislant, ha mostrado su "total desacuerdo" a la posibilidad de que el Gobierno se "incaute" del dinero del remanente de tesorería de los Ayuntamientos, comprometiéndose a devolverlo en distintas anualidades, ha informado el PP en un comunicado.

En este sentido, ha recordado que han sido numerosas las ocasiones en las que se ha demandado al Ejecutivo "el poder utilizar ese remanente por los propios Ayuntamientos para hacer frente, entre otros, a los gastos sobrevenidos por la Covid-19; ni con el contenido, ya que Pérez Quislant se cuestiona "qué pasaría con aquellos Ayuntamientos que no entren a formar parte de ese mecanismo de prestar el dinero para que les sea devuelto después en anualidades, y poder invertirlo en su ciudad".

Para la primer edil, "esta forma de proceder se parece al más puro estilo de un chantaje por parte de Pedro Sánchez a las entidades locales" y mantiene la denuncia que ya ha venido manifestando públicamente sobre el "ninguneo y la falta de respeto" demostrado por parte del presidente del Gobierno que no ha sido capaz ni de mantener su palabra y celebrar las reuniones periódicas anunciadas por él mismo con la FEMP, y haber podido así debatir y consensuar la propuesta.

Por todo ello, Pérez Quislant se ha sumado al rechazo mostrado por todos los alcaldes del PP y emplaza a Sánchez a mantener una reunión formal para abordar propuestas "tan serias como esta, sobre la cobertura financiera, y que afectan directamente a las entidades locales", que han estado y están en primera fila a la hora de prestar ayuda al ciudadano.

"Lo que pretende el Gobierno es "el secuestro de un dinero que hemos ahorrado los Ayuntamientos y que nos pertenece, para que de forma justa podamos invertirlo en nuestras ciudades, especialmente ahora que la población tiene necesidades urgentes que afrontar", ha dicho.

EL PP ACUSA AL GOBIERNO DE QUERER "FINANCIARSE A SU COSTA"

El vicesecretario de Territorial del PP en la Comunidad de Madrid, David Pérez, ha acusado al Gobierno central de "pretender utilizar los ahorros de los ayuntamientos y sus vecinos para financiarse a su costa y ofrecerles 5.000 millones de euros para acallarles".

Así lo ha explicado el dirigente del PP para asegurar que con este tipo de propuestas el Ejecutivo nacional quiere "privar a los ayuntamientos del uso del superávit".

En su opinión, desde el PP "consideran inaceptable que el Gobierno pretenda expoliar a los ayuntamientos el superávit que les corresponde para financiarse a su costa, premiar el incumplimiento de la estabilidad y forzar "donaciones" obligatorias municipales para maquillar su propio déficit".

En este sentido, el vicesecretario de Territorial de los populares madrileños ha aseverado que el Gobierno "primero asfixia a los ayuntamientos, se niega a flexibilizar la regla de gasto para que no puedan acceder a los 15.000 millones que han ahorrado y tratar de aprovecharse de esta situación para ofrecerles tres veces menos de lo que les corresponde legítimamente". "Es una medida centralista y antimunicipalista", ha remachado.

Así, Pérez ha recordado como mientras Europa "ha dejado a España hacer gastos para hacer frente al Covid-19 que no computen como déficit, el Gobierno se niega a hacer lo mismo con los ayuntamientos, en un ejercicio de insolidaridad institucional sin precedentes".

A continuación, ha calificado de "barbaridad" que los superávits de quienes han cumplido con "gran esfuerzo" la ley se utilicen para financiar el "incumplimiento de aquellos que no lo han hecho", en contra de los tratados internacionales y la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera.

Por último, David Pérez ha reiterado la disposición del Partido Popular para "defender sin cuartel a los ayuntamientos, porque ese es el dinero de los vecinos".

EL PSOE ACUSA A LA COMUNIDAD DE QUEDARSE "CON EL DINERO DE LOS AYUNTAMIENTOS"

Los socialistas no han tardado en devolver la pelota y acusan a la Comundiad de ser ellos quienes se quedan "con el dinero de los ayuntamientos" al recindir el PIR.

Así lo ha manifiestado la diputada del PSOE Cristina González, quien afea al PP que se haya rescindido "unilateralmente" el PIR y, además, se haya anunciado durante el estado de alarma, mientras que el consejero de Vivienda y Administración Local, David Pérez, defiende que se han cumplido los plazos y además hay 320 obras ejecutándose así como otras 300 a punto de empezar.

"La realidad es que la Comunidad no cumple, se queda con el dinero de los ayuntamientos, de todas aquellas inversiones y proyectos que no van a hacerse. Sin terminar el programa actual han organizado uno nuevo", ha lanzado.

Según ha expuesto, "han cambiado las reglas" antes de que acabase el programa". Además, ha afeado que el Ejecutivo autonómico no sea "ágil" con los contratos y las obras y ha insistido en que no es "nada lógico" que se hayan decidido cambiar las condiciones porque así se "asfixia" a los municipios.

Por su parte, Pérez ha trasladado que el único que se quedan con el dinero de los ayuntamientos es el Ejecutivo de Pedro Sánchez "que se está apropiando de su superávit" para usarlo para "maquillar su déficit". "Es el PSOE el que se queda con el dinero de los ayuntamientos", ha espetado.

Desde el Gobierno regional, el titular de Administración Local ha defendido que están ejerciendo su deber, poniendo en marcha programas de inversiones que han permitido que todos tengan "muchísimas infraestructuras que han mejorado la calidad de vida de los vecinos".

Pérez ha recordado que el PIR acababa en 2019 pero se decidió prorrogar un año más pero ha subrayado que en noviembre ya se advirtió de que finalizaría. Además, ha sostenido que no se puede tampoco presentar proyectos hasta el último día.

También ha defendido que no es cierto que se estén quedando con el dinero de los consistorios porque en este momento tienen 320 obras ejecutándose por toda la autonomía correspondientes al PIR y que están a punto de empezar 300 más.

"Estamos preparando el nuevo para cumplir con nuestros compromisos y dar oportunidad a los ayuntamiento de plantear obras nuevas", ha defendido.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios