www.cronicamadrid.com
La raíz del mal venezolano que ignoran Casado y Arrimadas
Ampliar

La raíz del mal venezolano que ignoran Casado y Arrimadas

jueves 13 de febrero de 2020, 13:29h
Tanto el líder del PP como la jefa de filas en funciones de Cs han llegado a la conclusión de que el gran tema de interés para los 45 millones de ciudadnos que habitamos la vieja y a veces deteriorada piel toro es lo que ocurre en el país americano.

La satisfacción de Pedro Sánchez con su oposición está justificada. Cada día que pasa comprueba como ni en el Congreso español, ni en el Parlamento europeo le preguntan por los niveles de deuda pública, ni por las inversiones en educación y sanidad, ni por los niveles de paro, ni por el equilibrio presupuestario con las pensiones. Tampoco por las repercusiones del Brexit en nuestra economía.

Sólo parece existir Venezuela y el viaje en avión con parada en España de la vicepresidenta de Maduro. Parece evidente que tanto Pablo Casado como Inés Arrimadas han llegado a la conclusión de que el gran tema de interés para los 45 millones de ciudadnos que habitamos la vieja y a veces deteriorada piel toro es lo que ocurre en el país americano.

Allí, en Caracas, está el eje fundamental de la política patria. Es más importante decidir si Delcy Rodríguez traspasó o no la raya que separa el espacio nacional del internacional en el aeropuerto de Barajas, si el ministro Abalos estuvo treinta minutos o una hora de conversación a bordo del Falcon o en la sala Vip, o si el avión iba camino de Ankara, Estambul o el norte de Africa. España se juega el ser o no ser, sus relaciones internacionales, su influencia en Europa, y gran parte de su economía en Venezuela. Hay que darles las gracias al PP y a Ciudadanos por rercordárnoslo.

Les vendría bíen a unos y a otros, incluyendo al actual poder del PSOE y Podemos, que recordaran el viejo refrán “ de aquellos barros llegaron estos lodos” para aplicarlo a la Venezuela de Nicolás Maduro, cuya existencia sin la previa de Hugo Chávez y su llegada “militar” al poder habría sido imposible.

En el rico país americano, desde la llamada independencia que proclama Simón Bolivar a comienzos del siglo XIX, se han sucedido varias familias de ricos terratenientes , industriales y financieros en el poder de la República. A los Monagos y Gual que dominan hasta finales de ese siglo, le suceden los Pérez y Herrera que representan a los partidos liberal y conservador ya en los primeros setenta años del XX, dictadura militar de Pérez Jiménes por medio.

El gran cambio se produce en 1974 con la llegada del socialista Carlos Andrés Pérez al gobierno y su partido Acción Democrática. Durante veinte años el que fuera gran amigo de Felipe González y defensor de la rica familia Cisneros para sus negocios en España dominó la política venezolana. Y es la corrupción que se desarrolla en esos años la que explica la victoria del militar Hugo Chávez en 1999 y el progresivo deterioro de la vida política, social y económica en ese país hasta hoy.

Sin Carlos Andrés Pérez y el breve periodo del democristiano Luís Herrera es imposible entender la Venezuela de hoy y las relaciones de los distintos gobiernos con la política española y los gobiernos de Madrid, ya fueran con Felipe González, José María Aznar, José Lúis Rodríguez Zapatero, Mariano Rajoy y Pedro Sánchez. Allí estuvo, en ese final del siglo XX, la raíz del mal.

El exagerado escándalo político por la breve estancia de la vicepresidenta Rodríguez en Barajas demuestra las escasa horas de trabajo que dedican sus señorías al oficio que tienen. Declaraciones y más declaraciones que aparecen en los medios de comunicación, basadas en las evidentes incoherencias del ministro Abalos, pero que sirven para entretener y poco más.
Las razones de las visitas y declaraciones de dos expresidentes como González y Zapatero hay que buscarlas en los años anteriores. Y tal vez Casado y Arrimadas encuentren en esa búsqueda motivos de fondo para el verdadero debate.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de cronicamadrid.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.