www.cronicamadrid.com
Las Campos, materia prima demasiado cocinada para la tele
Ampliar

Las Campos, materia prima demasiado cocinada para la tele

martes 23 de octubre de 2018, 10:41h
El intento de convertir a María Teresa Campos, Terrelu y Carmen en las “Camposian” estaba condenado al fracaso desde el principio. Las semejanzas entre las mujeres de la amplia familia Kardashian y sus apariciones en las televisión norteamericana con nuestras Campos son tan mínimas que se limitan a que sus supuestos “realities “ aparecen en las pantallas de los televisores. Se ha intentado alargar el experimento, pero. España no es Estados Unidos, ni la larga y numerosa familia norteamericana es transplantable a España.

A partir de esa premisa, el fracaso de sus vivencias en Nueva York o Miami tiene una gran y contundente explicación: los responsables se han metido en esos fogones con una buena materia prima que no han sabido cocinar. Todo lo demás son argumentos para arrojar a la basura de la televisión.

Teresa, Terelu y Carmen se han dejado manipular y sus “cocineros” han presentado uno de loos peores, más ordinaries, chabacanos e injustos retratos de las tres que imaginarse pudiera. No se lo merecían, ni los merecíamos los espectadores. Algún envidioso - que en esta España son muchos - se habrá alegrado de esa degradación pública a la que han sometido a tres estupendas profesionales y tres mujeres de enorme personalidad que, con las sombras que a todos nos acompañan, han demostrado desde hace muchos años que saben hacer y muy bien su trabajo.

Les han pillado en esas horas bajos que los humanos tenemos. Estoy seguro que la Teresa que conocí hace años cuando comenzaba en la televisión junto a Pilar Del Río, y la que demostró que era capaz de reinar en las mañanas de millones de hogares españoles, no se hubiera prestado a este carnaval desnortado y sin gracia - salvo que se consideren gracias los atracones de perritos calientes de Terelu o la obsesión por los dineros de Carmen - en el que ejerce de matriarca, al igual que no lo hubieran hecho la Terelu presentadora, ni la Carmen realizadora.

Han venido después sus operaciones, sus comidas, sus nuevas y más gastadas apariciones. Más de lo mismo. Hay que alegrarse por la gran matriarca, a la que tenemos que rendirle el mejor de los homenajes, pero en pasado. Lo de saber retirarse a tiempo y más cuando las fuerzas no responden es toda una asignatura que María Teresa no ha aprobado. Otro caso son Terelu, peor tratada por la televisión que muchas de sus compañeras y compañeros de plató y programa, y Carmen, que ha logrado “ a la fuerza” cumplir uno de sus sueños y expulsar de su rostro a una de sus pesadillas. Si la felicidad empieza por uno mismo, hay que darle un buen y merecido aplauso. Todos los caminos llevan a esa Roma estética que es el bisturí en manos de un escultor.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de cronicamadrid.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.