www.cronicamadrid.com
Comerciantes del Rastro critican que les 'encajonen' con pretexto de la salud

Comerciantes del Rastro critican que les "encajonen" con pretexto de la salud

jueves 30 de julio de 2020, 11:43h
Ven "incomprensible" no volver al mismo espacio (huella) porque su propuesta ya respeta distancia de seguridad

Los comerciantes del tradicional mercado del Rastro han enviado una carta tanto al alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, como a los portavoces de los grupos municipales con representación en el Ayuntamiento (Cs, PSOE, Más Madrid y Vox) en la que aseguran que es "incomprensible" no poder volver a abrir en el mismo espacio -lo que se conoce como huella-- y que "encajonarlos" no responde a razones sanitarias.

"Las razones de fondo del contenido de estas propuestas que plantean zonas aisladas desconectadas entre sí y del resto del Rastro, en las cuales instalarían los puestos de venta encajonados entre vallas y con un aforo mínimo, las desconocemos, pero desde luego no son sostenibles por cuestiones sanitarias", han expresado a través de la misiva.

Almeida ya manifestó que el Ayuntamiento había realizado tres propuestas y los comerciantes "no se quieren mover de la huella" pero "la normativa sanitaria de la Comunidad lo impide" y "hay que preservar la salud y hay que limitar en la medida de lo posible las aglomeraciones".

Sin embargo, para los comerciantes, la propuesta de reestructuración "nada tiene que ver con el histórico Rastro de Madrid, y deslocaliza a todos los titulares de sus ubicaciones habituales". "Además, de suprimir todos los puestos de venta de lugares como la Plaza de Cascorro y de la Ronda de Toledo y gran parte de la calle Ribera de Curtidores (en la cual han dejado solo una hilera de puestos). Zonas todas ellas muy espaciosas, por lo cual es incomprensible que se eliminen todos los puestos de venta", han apostillado.

Han recordado que las propuestas planteadas por el Consistorio han ido aumentado el porcentaje de puestos a instalar, desde el 12 por ciento inicial, al 30 por ciento y finalmente llegar con la tercera propuesta al 50 por ciento. Indican que el porcentaje del 50 por ciento "ya había sido admitido el día 5 de junio por la Concejalía de Centro".

Además, defienden que su propuesta "ya contempla, desde el primer momento, las distancias de seguridad y las recomendaciones sanitarias, sin necesidad de trasladar los puestos fuera de sus ubicaciones habituales".

En este sentido califican de "justa, equitativa y muy generosa" su propuesta al autolimitarse "de forma voluntaria para que la reapertura del Rastro se realizara con sólo el 50 por ciento de los puestos un domingo, y al siguiente domingo el otro 50 por ciento, bajo el criterio de un puesto sí y otro no, para cumplir las recomendaciones sanitarias y las distancias de seguridad entre los puestos".

"Nos hemos autolimitado a trabajar sólo una vez cada 15 días (2 veces al mes) por responsabilidad social, hasta que finalice la crisis sanitaria y podamos volver a instalar el 100 por ciento de los puestos. Todo ello a pesar de llevar 1.000 familias de vendedores sin trabajar desde el día 8 de marzo, por el decreto del concejal presidente del Distrito Centro que suspendió la celebración temporal de El Rastro y de nuestras autorizaciones", han reseñado.

OBSTÁCULOS

Creen los comerciantes del Rastro que la Concejalía de Centro "está planteando continuamente obstáculos", y que ellos han sido en todo momento "generosos" en las propuestas, ya que "en ningún momento" han pretendido instalar el 100 por ciento de los puestos, ni el 75 por ciento, "como correspondería según la orden de la Comunidad de Madrid".

Además, critican que no se les ha facilitado un listado de los puestos ocupados y vacantes (sin datos personales de los titulares) ni tampoco "el poder consultar con un técnico las dudas que pudieran surgir". Las asociaciones realizaron entonces un estudio de campo para comprobar los situados de los puestos en el propio espacio del Rastro.

"Sin planos, sin listado, sin técnico, porque el Ayuntamiento nos exigía pero nos obstaculizaba; aún así realizamos un estudio de la situación que enviamos, el 22 de junio, a la Concejalía de Centro un correo electrónico cuyo asunto era 'Informe sobre el Rastro de las asociaciones representativas', en el cual reiterábamos nuestra propuesta y la necesidad de colaboración por parte del Ayuntamiento", han expresado.

Han vuelto a reiterar que la propuesta "desmantela el histórico Rastro e instaura una doble discriminación al pretender que los puestos de venta, los comerciantes ambulantes, estén encajonados entre vallas, fuera de su ubicación habitual, y con un aforo mínimo de visitantes, los cuales deben moverse en una sola dirección".

"Aunque el Ayuntamiento quiere hacer creer a la opinión pública que se mueve y quiere negociar, en realidad lo que nos plantea es más de lo mismo, y no hay nada nuevo, porque le recordamos que desde un principio aceptaron el instalar los puestos al 50 por ciento un domingo, y al domingo siguiente el otro 50 por ciento", han lanzado, para hacer hincapié en "la falta de fundamento sanitario y de seguridad".

"Nos preguntamos que intereses habrá, para no cuidar de un espacio único y singular reconocido y estimado en el mundo entero, hasta el punto de que el Ayuntamiento se niega a considerar nuestra justa equitativa y generosa propuesta de reapertura", finalizan la carta.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios