www.cronicamadrid.com
Un millón de euros la deuda de cada español por el rescate bancario
Ampliar

Un millón de euros la deuda de cada español por el rescate bancario

miércoles 20 de noviembre de 2019, 14:00h
A cada español, joven y viejo, mujer u hombre, rico o pobre el rescate del sector financiero le va a costar un millón de euros. Dado que es imposible que la inmensa mayoría pueda abordar esa deuda, la pagaremos a través del recorte en pensiones, paro, educación, sanidad, investigación... así hasta los 42.561 millones y creciendo que el Banco de España asegura que no se cobrarán nunca.

La cifra oficial del dinero empleado en rescatar a bancos y sobre todo cajas de ahorro de la quiebra supera los 65.000 millones, algo así como el triple del desfase en la tesorería de la Seguridad Social, por poner un ejemplo bien visible para cualquier ciudadano, o la cantidad “sacada” de la hucha de las pensiones durante los últimos años para poder pagarlas.

Al frente de de esa deuda está Bankia que, con Ignacio Goirigolzarri al frente y “candidato” a presidir una esperada fusión entre la antigua Caja Madrid y el BBVA sometido al escándalo de los contratos con el ex comisario Villarejo, ya asume que le será imposible devolver la mayor parte de los 25.000 millones que recibió. Una circunstancia que puede debilitar las aspiraciones del ejecutivo vasco en su soñada vuelta al banco del que tuvo que salir tras sus diferencias con el hoy inculpado Francisco González.

En Bankia se han fijado los dirigentes de Unidas Podemos para presionar al todavía presidente en funciones del Gobierno y evitar su privatización. Quieren convertir la entidad en un banco público que facilite créditos a los ciudadanos y pequeñas y medianas empresas frente al resto de los bancos, algo a lo que se oponen tanto desde el Banco Central Europeo como desde la Comisión y el Fondo Monetario.

Esta posición en cuanto al futuro del sistema financiero español va a ser uno de los grandes retos internos del futuro gobierno de coalición si por fin se pone en marcha tras la sesión de investidura de Pedro Sánchez en el Congreso, prevista para mediados de diciembre.

Hoy, suenan a broma macabra las palabras del por entonces ministro de Economía y actual vicepresidente del BCE, Luís de Guindos, cuando en 2012 aseguró que el rescate bancario no les costaría ni un euro a los contribuyentes. Un error de cálculo de tan sólo 45.000 millones que deberían llevarle a presentar su renuncia a estar en una de las entidades que vigilan y van a vigilar la economía de nuestro país y el cumplimiento de las exigencias que han puesto sobre el déficit. Exigencias que se encargan de recordar una y otra vez con las amenazas implícitas de lo ocurrido en Portugal, Grecia o Irlanda, y que se olvidan las situaciones de los bancos en Italia y Asemanía, en mucha peor situación que las grandes entidades españolas como pueden ser el Santander, Caixabank o el BBVA.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de cronicamadrid.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.