www.cronicamadrid.com
La gran batalla de Madrid para 13 ambiciones
Ampliar

La gran batalla de Madrid para 13 ambiciones

jueves 23 de mayo de 2019, 13:45h
En el plazo de cuatro años, entre las elecciones de 2015 y las de ese 26 de mayo, los socialistas se han colocado en cabeza y ganan 200.000 votos en la Comunidad y 250.000 en la Capital

Los resultados en 2015 de las urnas municipales y autonómicas en la Comunidad de Madrid en nada se parecen a los que salen de las urnas de las elecciones generales del 28 de abril de 2019. Partido Popular y Podemos pierden. PSOE, Ciudadanos y Vox ganan. La gran batalla de Madrid está lista para las ambiciones de los 13 protagonistas.

En ese plazo de cuatro años los socialistas se han colocado en cabeza y ganan 200.000 votos en la Comunidad y 250.000 en la Capital. La media regional les “castiga” un poco de cara a los resultados globales, un fenómeno que tiene su explicación en el crecimiento de la izquierda más radical en el conjunto de la provincia.

Al Partido Popular les ocurre todo lo contrario: pierden 170.000 votos en el Ayuntamiento capitalino y se dejan 350.000 en el conjunto de la Autonomía. Ahí está el derrumbe que sufre en los grandes Ayuntamientos que rodean la Capital siempre a favor de las otras dos opciones de la derecha.

Unidas Podemos, que aparece con ese nombre en 2019, cuatro años antes aparecía en la Comunidad como Podemos mientras que en la batalla por la Capital utilizó el de Ahora Madrid. En ese tiempo ha perdido 210.000 votos en el Ayuntamiento mientras que ha ganado 20.000 en la Autonomía, datos que son muy importantes de cara a la fragmentación que han sufrido esas siglas frente a las nuevas urnas.

Ciudadanos es uno de los grandes favorecidos, tanto por el incremento en el número de votos que consigue tras esos cuatro años como por el hecho de que se coloca por delante del PP en la Comunidad y casi, casi empata en el Ayuntamiento. Sus datos: en la Autonomía gana 400.000 votos, de los que 190.000 son de la Capital.

Y Vox, el otro gran beneficiado en los cambios en las opciones de los ciudadanos. Entre los comicios de 2015 y el de 2019, gana 350.000 votos en la Comunidad y 225.000 en el Ayuntamiento capitalino.

Entre los tres ganadores, PSOE, C´s y Vox sumaron 950.000 votos más. Y entre los dos perdedores se quedaron en 330.000 menos. ¿Dónde están las poco más de 600.000 papeletas recibidas ?. En la participación. Mientras que en 2015 acudían a las urnas autonómicas 3.194.087 votantes, con un 31,1 por ciento de abstención; en 2019 los ciudadanos que ejercieron su derecho al voto fueron 3.786.760 y la abstención se quedó en el 20,25 por ciento.

El deseo de acudir a las urnas por parte de los ciudadanos cambia de forma radical según se trate de elecciones generales, autonómicas y municipales. Mientras que en las primeras la participación siempre está por encima el 75% y en ocasiones, como en 2019, llega al 80%, en las otras dos puede bajar del 70% tal y como ocurrió en 2015, cuando la abstención superó el 31 por ciento. En números absolutos eso significa que entre 500.000 y 600.000 madrileños se sienten motivados para elegir presidente de gobierno en España y le dan menos importancia a la elección de responsables autonómicos y municipales.

Las dos elecciones generales de 2015 y 2016 confirman esas características y puede ayudar a explicarlo, tanto la intensidad de las campañas a nivel nacional en todos los medios de comunicación, como la personalidad y el conocimiento de los candidatos.

En 2015, 2016 y 2019 los dirigentes de las cinco formaciones de carácter nacional que encabezaron las listas fueron los mismos, menos en el caso del Partido Popular, que cambió a Mariano Rajoy por Pablo Casado, si bien es cierto que éste apenas ha tenido diez meses para asentar su liderazgo interno y de cara a la sociedad en su conjunto tras la moción de censura que llevó al PP a perder el poder, a Mariano Rajoy a dimitir y al partido entrar en una guerra fratricida entre Soraya Sáenz de Santamaría y María Dolores de Cospedal. Con la derrota sucesiva y desaparición de ambas.

A nivel autonómico y municipal los carteles electorales han cambiado y mucho, tanto a la derecha como a la izquierda, con divisiones importantes en lo que era el conjunto de Podemos e Izquierda Unida.

En el Partido Popular a las muy conocidas Cristina Cifuentes y Esperanza Aguirre con crisis, acusaciones de corrupción y enjuiciamientos por medio, les han sucedido Isabel Díaz Ayuso y José Luís Martínez Almeida, ambos muy lejos de lo que representaban sus antecesoras tanto dentro de la organización como ante los ciudadanos.

En el PSOE madrileño se mantiene Angel Gabilondo como aspirante a la Comunidad y ha aparecido el ex-entrenador de la selección española de baloncesto, Pepu Hernández, como opción elegida e impuesta por el propio secretario general del partido, en sustitución de un histórico como Antonio Miguel Carmona.

En Ciudadanos y tras las dudas sobre si mantener a Ignacio Aguado o cambiarlo, desde la dirección se sigue apostando por él para la Autonomía y por Begoña Villacís para el Ayuntamiento. Los dos ya tienen la experiencia de apoyar al gobierno del PP el primero y de intentar liderar la oposición municipal la segunda en competencia con el abogado del estado de los populares.

En el emergente Vox la escasez de referentes y liderazgos se nota y mucho. Mantienen a Javier Ortega Smith, su secretario general, como aspirante a gobernar el Ayuntamiento, y cambian al propio presidente, Santiago Abascal, por Rocio Monasterio, a su vez mujer de Ivan Espinosa de los Monteros, responsable de las Relaciones Internacionales del partido.

Los grandes cambios están en el conglomerado político de Podemos, Izquierda Unida y Anticapitalistas, por mencionar a las tres principales “corrientes” que aparecen bajo el estandarte morado de la organización. En 2015 y bajo la denominación de Ahora Madrid colocaron de candidata al Ayuntamiento a la independiente Manuela Carmena y a la Comunidad a José Manuel López. Nada de aquello es válido tras las peleas, deserciones y venganzas internas.

De cara al 26 de mayo, para el Ayuntamiento de la capital, del antiguo Podemos han aparecido dos candidaturas que, al margen del nombre de las mismas, reflejan la fractura que se ha producido en estos cuatro años en el equipo de gobierno y en la dirección del partido. Bajo el nombre de Más Madrid se mantiene Manuela Carmena, a la que Pablo Iglesias y los suyos no ha presentado alternativa, aunque sí ha mostrado un último apoyo al oponente surgido desde los anticapitalistas como es Sánchez Mato, el mayor crítico interno a las decisiones de la alcaldesa en materia de financiación y urbanismo.

Realidad que cambia en las candidaturas a la Autonomía. Aquí por Más Madrid aparece Iñigo Errejón, el antiguo número dos de Podemos, seguido de Tania Sánchez, otra de las referentes de Izquierda Unida hace cuatro años. Lo que parecía que iba a ser un desastre en cuatro trozos ( Podemos, Izquierda Unida, Más Madrid y Madrid en Pie ) se ha quedado en dos, el que encabeza Errejón y el que han logrado “soldar” Iglesias, el secretario general de IU, Alberto Garzón, y los nuevos responsables de Anticapitalistas en Madrid, Raúl Camargo y Rommy Arce, en torno a dos mujeres, Isabel Serra y Sol Sánchez.

La guerra entre la derecha y la izquierda, de forma global, se resolverá por las propias batallas. Desde el PP, C´s y Vox quieren reconquistar el gran Ayuntamiento. Desde el PSOE y el universo Podemos recuperar la añorada Comunidad de los tiempos de Joaquín Leguina. Se necesitan 29 concejales para gobernar la capital desde la plaza de Cibeles, y 66 diputados para mandar en la Autonomía desde la Puerta del Sol. Parte con una mínima ventaja la izquierda. Y luego están los grandes Ayuntamientos: Alcorcón, Getafe, Leganés, Mostoles, Alcalá, Alcobendas, Pozuelo, Majadahonda... Mucho poder y más ambiciones están en juego.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de cronicamadrid.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.