Comunidad, primera sanción de 78.000 € a la residencia Los Nogales

Comunidad, primera sanción de 78.000 € a la residencia Los Nogales

viernes 12 de abril de 2019, 14:22h
Los servicios de inspección regionales han corroborado que la directora del centro ocultó información a la administración sobre quejas presentadas. Los residentes dicen que la comida es "una basura" y el centro "un horrror"

La Comunidad de Madrid ya ha notificado la primera sanción a la empresa que gestiona la residencia Los Nogales, valorada en más de 78.000 euros, y los servicios de inspección han corroborado que la directora del centro ocultó información a la administración sobre quejas presentadas.

Así lo ha detallado a los medios de comunicación el presidente en funciones de la Comunidad de Madrid, Pedro Rollán, durante una visita a la localidad de Alcalá y respecto al caso de presunto maltrato de algunos mayores de esta residencia por parte de tres extrabajadores.

Rollán ha detallado que esta misma mañana se ha notificado la primera de las dos propuestas de sanción dirigidas contra la empresa. En concreto, se trata de una por importe superior a los 78.000 euros y por incumplimiento de las condiciones técnicas recogidas en los pliegos de la contratación por parte de la Comunidad de 137 plazas residenciales. Ahora, la empresa tiene un periodo de 10 días si quiere presentar alegaciones.

Además, el presidente regional ha recordado que hay otro expediente abierto que va desde una posible sanción de 600.000 euros a la empresa hasta la inhabilitación por un periodo dE

e cinco años de la directora del centro por ocultar algunas reclamaciones de los familiares.

Precisamente ayer se cursó una nueva inspección que solicitó los libros de registro al centro y se comprobó que no estaban recogidas diversas quejas que sí se encontraban en un cajón de las instalaciones, por lo que se verificó que se "ocultó" esa información a la Comunidad de Madrid.

Rollán ha señalado también que entiende el "lógico malestar" de varios de los familiares por unas imágenes que muestran un comportamiento "inhumano" por parte de estos extrabajadores con algunos.

También ha señalado que hubo una queja por parte de unos 120 familiares sobre cuestiones relativas a falta de limpieza en sábanas o por la calidad de la comida, pero no de cuestiones de las que se pudiera inferir malos tratos. De hecho, Rollán ha asegurado que si hubieran tenido esa información "desde el minuto uno, habrían actuado con la contundencia" que están desplegando ahora.

También ha señalado que la administración realizó más de 4.000 inspecciones, sin aviso previo, para velar que en los 1.200 centros asistenciales se cumplen las condiciones debidas.

LOS RESIDENTES, LA COMIDA ES "UNA BASURA" Y EL CENTRO UN "HORROR"

Varios residentes del centro de mayores de Los Nogales en Hortaleza han confirmado este viernes que la comida es "una basura", que algunos empleados no les trataron bien y que el centro era un "horror".

Así lo ha afirmado a Europa Press una anciana que es residente en Los Nogales y lleva dos años en este centro, quien ha asegurado que el trato que recibe por parte de los profesionales es "con excepciones bueno, pero la mayoría de veces malo". Por ello, ha pedido a la Fiscalía que realice una inspección por "el horror" que están viviendo.

En este sentido, ha asegurado que muchas de las personas que trabajan en la residencia "no son profesionales, ni enfermeras ni auxiliares" y que hay "gentuza" que está trabajando en este momento y que "no tratan bien" a los pacientes.

"Esto es cuestión de cárcel, así de claro lo digo, porque son sicarios", ha apuntado la mujer, que ha criticado también que disponen de sillas "frías y duras" y que cuando manda ropa para lavar a veces "no vuelve o vuelve destrozada".

Por otro lado, otro residente ha asegurado que llevan cinco años quejándose por la situación de la comida por lo que decidieron presentar un escrito de reclamación a la Comunidad de Madrid. Así, ha señalado que la comida "fue empeorando" y que tiene "mucha grasa" para las personas mayores.

Además, ha criticado los altos precios que pagan por estos servicios, ya que ha asegurado que suelen oscilar entre los 2.000 y los 2.500 euros y que, en su caso, la dirección del centro ha obtenido el 80 por ciento de su pensión y su piso en propiedad.

En este sentido también se ha manifestado una familiar de un exresidente que ha asegurado que las comidas dejaban "mucho que desear", si bien el trato afectivo no le ha parecido "mal".

Sin embargo, ha explicado que pudo constatar como ancianos pedían a los trabajadores ir al servicio y su respuesta era "te esperas", hasta que se hacían sus necesidades encima. En este sentido, ha afirmado que uno de los compañeros de su padre le contaba que el centro era "un sitio de exterminio" y que no les trataban "bien".

Por último, ha manifestado que cuando trasladó sus quejas a la dirección del centro, la respuesta que obtuvo fue que la residencia "estaba por encima del ratio que se pide en la Comunidad".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de cronicamadrid.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.