www.cronicamadrid.com
1.892 menores madrileños tienen medidas de protección
Ampliar

1.892 menores madrileños tienen medidas de protección

lunes 25 de febrero de 2019, 11:11h
El 62,5 por ciento están en acogimiento familiar y el 37,5 por ciento se en residencias o pisos, y en el 58,6 por ciento de los casos los agresores son los padres (34,4%) y madres (24,2%), seguidos por las parejas de los progenitores (7,6%)

Un total de 1.892 menores madrileños tienen medidas de protección, de los que el 62,5 por ciento están en acogimiento familiar y el 37,5 por ciento se encuentran en residencias o pisos. En el 58,6 por ciento de los casos los agresores son los padres (34,4%) y madres (24,2%), seguidos por las parejas de los progenitores (7,6%).

El 70,4% de los casos de abusos sexuales se produce en el hogar, según datos de ANAR, que indica que se registran también en los centros educativos en un 28,2% de los casos, un 7,5% en Internet y un 3% en lugares públicos.

Así lo han señalado este lunes la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena; la delegada de Equidad, Derechos Sociales y Empleo, Marta Higueras; y el músico James Rhodes, víctima de violencia sexual por parte de un profesor cuando era un escolar.

Uno de los grandes problemas es que "faltan familias de acogida en Madrid para estos menores", aseguran desde la dirección del Centro de Atención a la Infancia (CAI) municipal de Latina. "No hay familias de acogida, tenemos en el centro bebés de tres meses", han indicado.

Según los datos, el 51 por ciento de los padres y madres de los menores que pasan por los CAI tienen trabajo y en el 45 por ciento de los casos cuentan con estudios primarios.

AISLAMIENTO, RABIA, DEPRESIÓN

La violencia en los menores tiene consecuencias: aislamiento (22,4%), agresividad o rabia (24,8%), problemas psicológicos (32,1), depresión (57,8), miedo (61,1) y ansiedad (65%), además de un bajo rendimiento escolar (46,7%) y un 10% de casos de intentos de suicidio y lesiones.

Higueras ha dado cuenta de todos los recursos y programas de atención que tiene el Ayuntamiento. "Queremos poner encima de la mesa todo lo que hemos hecho para que se sepa que todos los demás tienen que seguir actuando. Una Administración puede hacer pero tiene que haber una implicación del conjunto de la sociedad para asumir lo inaceptable de estas conductas", ha añadido.

"Para los niños que no tienen nada este es probablemente el único lugar seguro. Otra vez Madrid lidera una manera de ser".

Las situaciones de riesgo que detectan los profesionales en la red municipal son la negligencia de los cuidadores, el abuso sexual, el maltrato y abandono emocional, el maltrato físico, problemas de conducta en los menores o conducta antisocial, complicaciones de salud, discapacidad o adiciones en el menor, absentismo escolar y violencia del menor hacia quienes le cuidan.

Los CAI, junto con los Servicios Sociales de atención primaria, atienden a las familias en las que existen graves disfunciones que colocan a los menores en situación de desprotección, riesgo o desamparo. Su objetivo prioritario es ofrecer ayuda y competencias a estas familias para que puedan prestar un mejor cuidado a sus hijos e hijas y evitar la adopción de medidas de protección que desembocarían en la separación de los menores de su entorno familiar.

60.000 MENORES ATENDIDOS

La red de atención de la dirección de Familia e Infancia, a través de los CAI y el resto de programas, atiende anualmente a 60.000 menores y a 50.000 familias en sus programas municipales. La red municipal de atención especializada en infancia del Ayuntamiento es la única de estas características que existe en España. Actualmente cuenta con doce centros, que atienden a la población de los 21 distritos en los que trabajan más de 200 profesionales. El área de Equidad, Derechos Sociales y Empleo costean estos centros con 9,1 millones de euros anuales.

La ciudad de Madrid, según el censo de 2018, tiene una población de más de 518.000 menores. El 2,6% han sido atendidos en los CAI, con 13.839 menores y 8.045 familias. Durante 2018 se mantuvieron un total de 746 reuniones en las que se analizaron 6.467 casos.

MEDIDAS DE PROTECCIÓN PARA UN 21% DE CASOS

Cuando los CAI detectan una situación de desprotección grave, que no se corrige tras trabajar con las familias, se comunica a la Comunidad de Madrid, Administración competente en menores, a través de la Comisión de Tutela del Menor. Durante 2108 se han estudiado 2.509 casos y se han solicitado medidas de protección en el 21% de las situaciones. El 79% de las familias han seguido con la asistencia en los CAI para evitar que tengan que salir de su entorno familiar.

En 2018, el 0,4% de las niñas, niños y adolescentes de la capital han obtenido medidas de protección, que se cifra en 1.892 menores, de los que el 62,5% están en acogimiento familiar y el 37,5% en residencias o pisos.

Los CAI trabajan con las familias que tienen medidas de protección para que el menor pueda volver a su entorno y en 2018 han pasado por este servicio más de 2.500 familias. También se sigue actuando con las familias en las que no existe desamparo con el fin de mantener la convivencia en el núcleo sin recurrir a las medidas de protección, más de 1.940 familias.

La red de Familia e Infancia del Ayuntamiento de Madrid cuenta además con programas y servicios de carácter preventivo en los que se desarrollan pautas de crianza y de educación positiva para minimizar el riesgo de maltrato, además de otros dirigidos a niñas, niños y adolescentes en riesgo de exclusión social.

A destacar los 110 educadores en el Servicio de Educación Social; el Servicio de Apoyo a familias con Menores, con más de 120.000 horas de ayuda a domicilio y acompañamiento; los 42 centros del programa 'Quedamos al salir de clase' para apoyo educativo y conciliación de la vida laboral y familiar; los siete centros del programa de Apoyo Socioeducativo y Prelaboral para Adolescentes (ASPA); un programa de formación en cocina y hostelería, La Quinta Cocina, que da formación a 120 adolescentes y jóvenes en situación de exclusión social o los cinco Espacios de Ocio para Adolescentes Enredadera.

También los siete Centros de Apoyo a las Familias (CAF) para trabajar la parentalidad positiva y prevenir la conflictividad en el seno familiar; los tres Puntos de Encuentro Familiar para garantizar el régimen de visitas en el caso de separación o divorcio; el Centro de Intervención Parental; las cuatro Casas Grande para fomentar el vínculo y el apego de los niñas y niños con sus cuidadores principales en los primeros años de vida y los servicios de alojamientos para familias con menores en situación de riesgo de exclusión social a través de diversos convenios de colaboración con organizaciones sin ánimo de lucro.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de cronicamadrid.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.