www.cronicamadrid.com
El triple con Pepu o la derrota de la izquierda
Ampliar

El triple con Pepu o la derrota de la izquierda

domingo 03 de febrero de 2019, 22:48h
Si Pepu Hernández no gana en Madrid ( lo más probable, casi seguro, es que pierda ) su derrota no se le anotará al ex seleccionador nacional de baloncesto, se le pondrá en el debe del presidente del gobierno.

Pedro Sánchez, con un triple desde los seis metros, se ha mojado a fondo para defender la candidatura de su protegido y antes de llegar a la cita de mayo, que es la que otorgará la alcaldía, tiene que pasar por unas primarias en las que los socialistas de siempre no se lo van a poner fácil.

En el PSM no quieren a Pepu y a duras penas aceptan a Sánchez, por más piruetas que hagan y protagonicen los miembros de la cúpula autonómica del socialismo, más preocupados por su particular futuro que por la suerte de sus siglas. A favor de la estrategia de su edecán, Abalos, está la fragmentación que está sufriendo la oposición, incapaz de converger en una única candidatura alternativa. Alentar la división del adversario forma parte de la mejor estrategia.

El único consuelo (escapatoria ) que tendrá el inquilino de La Moncloa estará en que Manuel Carmena repita como alcaldesa y que, si los votos suman, que Angel Gabilondo logre la presidencia regional. Puede que consiga el doblete y que el candidato Hernández - si pasa el corte interno - se conforme con mantenerse durante cuatro años como concejal; pero puede pasar que la izquierda pierda en ambos escenarios. En ese caso la derrota de Pedro Sánchez será doble. Su partido no se lo perdonará y las expectativas para la cita de las generales empeorarán de forma considerable.

Los dirigentes socialistas de la capital y de la autonomía no han encontrado un candidato incuestionable que encabezara una lista con opciones de victoria. No lo tuvieron en 2015 y siguen en las mismas. La burocracia interna ha matado las aspiraciones de más de uno/a. Les pasa a todos los partidos y se entiende viendo lo que ha pasado con el ex entrenador de baloncesto en sus primeras 24 horas como candidato. Para dedicarse a la política, aquellos que lo deseen, van a tener que decidirlo cuando lleguen a la juventud y, a partir de entonces, convertirse en monjes cistercienses. Ni una multa de tráfico, ni una solicitud mal rellenada y mucho menos un master que no cumpla al doscientos por cien con las normas más escrupulosas que existan.

El ejemplo del breve ministro Maxim Huerta - la entrega de los Goya le ha resucitado - ya no sirve para Hernández, siendo el caso muy parecido. No basta con arrepentirse, ni basta con que creyendo que se tiene razón uno compita con cualquier organismo

público defendiendo su verdad. Perder en esa batalla poco menos que te inhabilita para querer ejercer un cargo en cualquier administración.

El actual gobierno de Madrid capital se sustenta en la escasa diferencia de un concejal, al igual que el gobierno de la autonomía se sustenta en un sólo parlamentario. Mayorías absolutas muy frágiles y producto de pactos que van a estar en cuestión. Se cambiarán “cromos” entre ambas instituciones y entre los principales ayuntamientos. No es nuevo. Ya se hizo en las primeras elecciones y gracias a ellos Tierno Galván consiguió su vara de alcalde tras haberse fusionado su PSP con el PSOE de González y Guerra y luego negociar con el PCE de Santiago Carrillo. Tal parece que en la política española lo que se entiende por novedad es tan sólo una copia.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de cronicamadrid.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.