El policía condenado por disparar a un ladrón que le amenazó con un cuchillo seguirá trabajando a la espera del indulto

El agente fue condecorado con la Medalla al Mérito Policial con distintivo blanco por esta misma actuación

jueves 02 de octubre de 2014, 12:47h
El policía nacional condenado por tentativa de homicidio por disparar a un ladrón que le amenazó con un cuchillo e inhabilitado por ello seguirá trabajando hasta que resuelva el indulto solicitado, según informaron a Europa Press solicitantes de esta medida de gracia.

No obstante, familiares y compañeros de trabajo de este agente, del distrito madrileño de Tetuán, continuarán recogiendo hasta firmas hasta el 25 de junio para pedir su indulto, a pesar de que ya cuentan con la cantidad requerida para dicha instancia.

Según informaron los promotores de esta iniciativa, el agente V.M.B.C., fue condenado a pena de inhabilitación especial del servicio para la profesión, cargo u oficio, prevista en el artículo 56.3 del Código Penal por tentativa de homicidio. Esta pena conlleva la separación definitiva del Cuerpo Nacional de la Policía, "con el quebrantamiento irreparable para la vida del policía que esto supone".

Siguiendo la versión de los solicitantes del indulto, los hechos ocurrieron en el ámbito profesional, cuando el policía ahora condenado recibió un aviso de la Sala 091 para que acudiera a la calle donde un individuo robaba un vehículo. Entonces se produjo una larga persecución durante la cual el delincuente arrolló al compañero de operación del policía condenado, mientras circulaba a alta velocidad en sentido contrario de circulación, invadiendo diversas aceras "y poniendo en peligro la vida de los peatones y demás vehículos presentes". La persecución terminó cuando el delincuente colisionó el vehículo robado contra un edificio.

En ese momento, el policía se aproximó al vehículo siniestrado ordenando en repetidas ocasiones al individuo que saliera del coche con las manos a la vista. "El delincuente salió finalmente del coche abalanzándose contra el agente con un arma blanca dirigida al cuello, poniendo en grave peligro la vida del policía, por lo que éste trató de repeler la agresión mediante un disparo dirigido a la mano en la que portaba el arma, que por la rapidez de los movimientos se alojó en el intercostillar izquierdo del individuo. El propio agente solicitó de manera instantánea los servicios de asistencia médica para el delincuente", explicaron los impulsores de la iniciativa.

Asimismo, manifestaron que el disparo causó lesiones en el herido, de las que se recuperó en poco tiempo, por lo que "continuó delinquiendo en la actualidad, constándole 33 detenciones por distintos ilícitos penales". Fruto de esta operación policial el agente fue condecorado con la Medalla al Mérito Policial con distintivo blanco por Orden del Ministerio del Interior.

Tras el juicio realizado en Audiencia Provincial de Madrid, la Fiscalía, junto con el abogado del Estado, solicitó la absolución del agente. Sin embargo, y según las mismas fuentes, el juez apreció en la actuación del policía un atenuante por legítima defensa, pero no un eximente, "por lo que el policía fue condenado a perder su trabajo en el Cuerpo de forma definitiva".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de cronicamadrid.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.