Rectora de la UAM alerta de financiación 'insuficiente' y plantillas 'desfasadas'

Rectora de la UAM alerta de financiación "insuficiente" y plantillas "desfasadas"

lunes 19 de julio de 2021, 13:04h
Advierte de los cambios del sistema universitario hacia un modelo más "complejo", "muy competitivo" e "hiperinternacionalizado"

La nueva rectora de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), Amaya Mendikoetxea, ha alertado este lunes del escenario "complejo y crítico" al que se enfrenta el sistema universitario con los cambios que afectan al sector, que los enfrenta con una financiación "insuficiente e insostenible" y unas plantillas "desfasadas y desestructuradas".

"La educación superior es un campo hiperglobalizado y muy competitivo en el que están incidiendo de forma fundamental los cambios tecnológicos y demográficos, especialización de la investigación científica, la creación de nuevos centros de investigación, las fusiones o alianzas entre universidades la irrupción de nuevos operadores en la educación superior", ha expuesto la rectora en su acto de toma de posesión, que ha estado encabezado por la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso.

Así, ha indicado que se plantean "nuevos retos y desafíos", entre los que ha destacado la dificultad de mantener un equilibrio entre el carácter de servicio público y la "competitividad creciente en el sector", mientras se cuenta con "grandes carencias para proporcionar una gestión profesionalizada, ágil y eficaz, sometidas a dictados de agencias de calidad".

Todo ello, sumado al "áspero clima de debate político", que está "a menudo desenfocado" y "casi siempre poco informado", según ha censurado la nueva rectora, quien fue elegida en las elecciones del pasado mayo.

PUESTA EN VALOR DE LA UNIVERSIDAD

Ante este escenario, ha sacado pecho del "éxito" que supone el modelo occidental de universidad pública marcado por el "binomio investigación-formación" que "ha contribuido a la prosperidad económica de países y regiones" y ha favorecido tanto la atracción de talento internacional como el emprendimiento, la innovación y la creación directa o indirecta de empleos.

"Es difícil cuantificar el valor que aportan las universidades porque es de largo alcance", ha indicado Mendikoetxea, quien ha proseguido poniendo en cifras estos efectos, como, por ejemplo, que los centros madrileños acogen al 20% de los estudiantes de grado y al 24% de máster del país .

Asimismo, ha indicado que en 2014 la actividad de las universidades supuso algo más del 2% del PIB regional junto a las oportunidades laborales que generan, que ha cifrado en la creación de 2,18 puestos en la región derivados por cada uno de la universidad pública.

"Quizás la cifra más importante, la que quiero que retengan es la que se refiere en la eficiencia del gasto realizado por las universidades públicas. Por cada euro que gastan las universidades públicas madrileñas, la contribución al PIB de la región asciende a 2,79 euros. La aportación de la Comunidad de Madrid supone una media entre el 5 y 60% del presupuesto de las universidades públicas", ha detallado la rectora, quien ha reconocido que sostener ese sistema con una población de cerca de 250.00 estudiantes "es costoso", pero son un "enorme activo con gran potencial" que, además "son un buen negocio".

ESCENARIO COVID-19

Ha sacado pecho, además, de la respuesta "ágil" de la comunidad universitaria ante la llegada del Covid-19 para "satisfacer las necesidades inmediatas de los estudiantes", pero ha indicado que se ha llegado a final de curso con "agotamiento y necesidad imperiosa de recuperar parte de la normalidad" del contacto interpersonal.

La pandemia "obliga", según Mendikoetxea, a cuestionar el papel de la universidad de cara a la sociedad y está convencida de que la "principal contribución" debe de ser "crear y transmitir conocimiento útil".

"Ahora bien, no me estoy refiriendo a lo que desde las políticas públicas o la sociedad en general se entiende como útil de sentido estrecho con utilidad práctica e inmediata a menudo asociada con la ciencia aplicada o tecnología", ha añadido la rectora, quien concibe esta visión como "miope" y ha aseverado que las universidades no son "hipermercados que venden productos empaquetados" a sus clientes y que su valor "no se define por la ley de la oferta y la demanda".

De hecho, ha indicado que estos productos son derivados de forma secundaria de la labor fundamental de las universidades, lo que no quiere decir que deban vivir "al margen de los retos y necesidades de sus sociedades", sino que cree que debe "avanzar respuestas" a los desafíos y ser "útil en el sentido amplio"; para lo que ha pedido que las políticas públicas trasciendan de lo "inmediato".

Al hilo, ha explicado que la ciencia "aplicada" para dar respuesta a problemas actuales, como la vacunas de ARN mensajero, son producto de "décadas de investigación" anterior y ha lanzado que no hay "ciencia básica y aplicada", sino "ciencia aplicada y otra no aplicada aún".

Por último, ha puesto la mirada sobre los fondos ReactEU, un dinero "extraordinario" que servirá para modernizar las instituciones. "Tenemos el deber de aprovecharlos bien", ha concluido.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios