Las víctimas del falso `broker´irán por lo civil para recuperar su dinero

Las víctimas del falso `broker´irán por lo civil para recuperar su dinero

lunes 09 de marzo de 2020, 13:50h
Jorge Lozano ha sido condenado a tres años de cárcel tras alcanzar un acuerdo con la Fiscalía y la acusación particular

Las seis víctimas en el juicio contra el falso 'broker' Jorge Lozano, implicado en varias estafas con las que habría llegado a amasar hasta 1,3 millones de euros, han anunciado que irán por la vía civil para lograr recuperar los 300.000 euros estafados después de que se haya alcanzado un acuerdo en la parte penal para que cumple una condena de tres años de cárcel frente a los ocho que solicitaba la Fiscalía de Madrid.

"Estoy totalmente de acuerdo". Son las únicas palabras que ha pronunciado el acusado, quien cumple prisión preventiva por esta causa en la cárcel de Aranjuez. Lozano fue detenido el pasado enero por agentes de la Unidad Adscrita de Policía de Plaza de Castilla en un afamado restaurante madrileño cuando pesaba sobre él una orden internacional de busca y captura.

El acuerdo entre las partes, abogado defensor, acusación particular y fiscal, se alcanzó el pasado dos*de marzo. En concreto, el acuerdo se sustancia en un año y nueve meses de cárcel por el delito de falsedad documental y un año y seis meses por el delito continuado de estafa. Además, incluye una multa de 8.640 euros.

El acusado estafó a varios clientes de confianza valiéndose de su posición de agente del Banco Maediolanum, prometiéndoles beneficios millonarios con inversiones inmobiliarias. Falseaba todo cheques, facturas, extractos bancarios... "Y los entregaba en mano en la casa de sus clientes, con lo que quería transmitirles confianza", han comentado los letrados.

"Más que un estafador profesional, era un chapuzas porque iba dejando rastro por todos los lados. Solo le faltaba poner un anuncio", han comentado varios de los letrados en los pasillos de la Audiencia madrileña. Lozano enviaba directamente el dinero estafado a sus padres, a su casero y a su cuenta bancaria, según el relato del fiscal.

Según el fiscal, el acusado convencía en su calidad de agente representante del Banco Maediolanum a personas con las que tenía una relación de confianza para que invirtieran sus ahorros que iban a finalmente iban a parar a su propia cuenta bancarias, a las de sus familiares más próximos o a la del casero que le alquilaba la vivienda.
Supuesto representante de un banco.

En el escrito de acusación, al que ha tenido acceso Europa Press, el fiscal reclama para el acusado en concepto de responsabilidad civil a Lozano se le reclaman 310.264 euros. Desde el 12 de febrero de 2010, Lozano actuaba como agente representante, del Banco Mediolanum por lo que llevaba a cabo actividades de promoción de operaciones, servicios de inversión, contratos de seguro, y cualesquiera otros servicios financieros ofrecidos por la entidad siempre en su nombre y en su representación.

Durante dos años el acusado elaboró un plan para apoderarse de las cantidades que eran ingresadas por los clientes "falseando las cuentas de los mismos, entregando "documentos manipulados para generar engaño en los clientes. De este modo, según el fiscal, realizaba trasferencias no consentidas desde las cuentas de los mismos a su cuenta personal o utilizando las cuentas de sus padres o de su esposa que habían abierto en el citado banco o llevando a cabo pagos de sus deudas desde las citadas cuentas abiertas por los clientes".

En su condición de agente representante de Banco Mediolanum, y aprovechando de la relación personal que le unía con los hermanos J.A.M.N. y L.M.M.N les aconsejó abrir una cuenta en la entidad donde "movidos por las supuesta ventajas económicas que el acusado les ofrecía" realizaron dos ingresos: el primero de 115.000 euros y el segundo de 10.000.

CLAVES DE INTERNET

Gracias a la obtención fraudulenta de las claves de Internet de los estafados, Lozano realizó transferencias "no consentidas por sus titulares" para apoderarse de todo el dinero. Los destinatarios de las transferencias a cuentas abiertas en el mismo banco por el acusado fueron su madre (26.098 euros), su padre (918 euros), su esposa (4.574 euros), al casero que le tenía alquilada su vivienda (22.725 euros) y él mismo (43.658 euros).

Además, el 2 de marzo el acusado ofreció a J.A.M.N. la posibilidad de obtener un Ipad si procedía a ingresar inmediatamente la cantidad de 6.000 euros en la cuenta de la que era titular, "facilitándole no obstante el acusado su propia cuenta bajo la creencia de que la numeración facilitada era la suya", una cantidad que éste incorporó a su patrimonio.

Los servicios de auditoría de la entidad, ante la existencia de estos cargos, pidieron explicaciones al acusado quien el 24 de enero de 2011 y, "con la finalidad de mantener el engaño y justificar las transferencias bancarias", aportó un contrato de arrendamiento íntegramente creado por Lozano en el que estampó las firmas de los hermanos y un contrato de prestación de servicios "también íntegramente creado por el acusado", donde estampó la firma de J.A.M.N.

Los perjudicados reclaman la cantidad de 130.238,28 euros. Como partícipes a título lucrativo la Fiscalía solicita para la madre del acusado una indemnización conjunta y solidaria con su hijo de 26.098 euros, para su padre otros 918 euros y para su mujer 5.725 euros.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios