Suspendido el juicio por el asesinato de Diana Quer al no poder conformar un jurado popular

Suspendido el juicio por el asesinato de Diana Quer al no poder conformar un jurado popular

lunes 28 de octubre de 2019, 11:28h
Al inicio del juicio estaban convocadas 21 personas de las 20 que exige la ley. Sin embargo, dos candidatos han expuesto motivos legales aceptados para no participar, por lo que el proceso ha quedado suspendido. La sesión se aplaza al 11 de noviembre

El juicio por el asesinato de la joven Diana Quer, que debía arrancar el martes con la declaración de El Chicle, ha quedado suspendido a primera hora de este lunes tras no poder conformar el jurado popular por falta de candidatos.

Los problemas se han evidenciado cuando las partes llevaban menos de una hora realizando esta labor y han tenido que ver con la falta de candidatos suficientes para formar jurado, de acuerdo a la ley.

Según ha informado el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG), para proceder a la selección de las 9 personas (más dos suplentes) que conforman un jurado popular es necesaria la presencia de, al menos, 20 candidatos.

En esta ocasión, de las 36 personas inicialmente seleccionadas por sorteo, 15 habían presentado excusas aceptadas para no participar en el proceso, por lo cual, en esta primera sesión se presentaron en los Juzgados de Fontiñas 21 candidatos.

Sin embargo, en sala, cuatro de ellos han rechazado participar del proceso, uno por razones de no objetividad, dos por motivos médicos sobrevenidos y una mujer por ser mayor de 65 años, una cuestión con la que es posible negarse a tomar parte en un jurado pero que no había comunicado con anterioridad.

Con ello, han restado únicamente 17 candidatos, por lo que, una hora después de iniciarse el proceso, cerca de las 11,00 horas, el Tribunal ha suspendido el juicio y ha convocado a las partes de nuevo el día 11 de noviembre para repetir el proceso.

En este lapso de tiempo, la Audiencia Provincial realizará un nuevo sorteo en el que se elegirán entre 8 candidatos adicionales que completarán a los 17 actuales, más los cuatro excusados. No habrá, sin embargo, trámite de presentación previa de excusas, ante la falta de tiempo.

ATRASO EN EL PROCESO

Con esta nueva fecha, todo el procedimiento por la desaparición y asesinato de Diana Quer sufrirá un retraso de dos semanas en el desarrollo de sus sesiones.

Inicialmente, estaba previsto que este martes, día 29, declarase el único acusado, José Enrique Abuín, así como los padres de la víctima. Posteriormente, estaban fijadas cuatro jornadas con la declaración de más de 50 testigos, entre los que figuran familiares de 'El Chicle', conocidos de la víctima, feriantes, policías locales, buzos que participaron en la reconstrucción o vecinos.

Posteriormente, declararán en sala hasta 40 peritos, que analizarán cuestiones como la identificación del vehículo del acusado captado por la cámara de una gasolinera, un informe de imputabilidad, un informe grafológico, el análisis del rastreo de los teléfonos móviles, o el análisis de huellas y restos biológicos en el vehículo de 'El Chicle'. Las sesiones se cerrarán con los dos informes forenses.

Los tiempos judiciales iniciales estimaban que el objeto del veredicto, previo al inicio de las deliberaciones, podría entregarse el 11 de noviembre. Sin embargo, si todo sucede como está previsto ahora, esto no ocurrirá al menos hasta el 22 de noviembre.

Además de los testigos y peritos que será necesario volver a citar, entre otros, este cambio afecta a los más de 30 medios de comunicación acreditados para el juicio, que suman más de medio centenar de periodistas, algunos de ellos desplazados desde otros puntos de España.

`EL CHICLE´SE ENFRENTA A LA PRISION PERMANTE REVISABLE

José Enrique Abuín Gey, alias 'El Chicle', volvía este lunes a sentarse en el banquillo de los acusados para responder por uno de los crímenes más mediáticos de los ocurridos en los últimos años en Galicia, la desaparición y asesinato de la joven madrileña Diana Quer, por la que se enfrenta, como autor confeso y único acusado, a la pena de prisión permanente revisable.

El proceso arrancará en los Juzgados de Fontiñas más de tres años después de la misteriosa desaparición de Diana, a la que se perdió la pista el 22 de agosto de 2016, cuando regresaba a su casa de veraneo caminando desde las fiestas de la localidad coruñesa de A Pobra. Tenía solo 18 años.

Sus últimos mensajes, su teléfono móvil, desparecido en un primer momento y encontrado después en el mar en Taragoña, la reconstrucción de los últimos pasos o las declaraciones que tomaron los investigadores, sin embargo, no permitieron esclarecer qué había sucedido con la joven.

La falta de pistas con el paso del tiempo fue tan acuciante que ocho meses después, en abril de 2017, el juez instructor, Félix Isaac Anido, decidía archivar provisionalmente la causa "por no existir indicios suficientes para dirigir el procedimiento frente a una persona determinada".

Habría que esperar hasta finales de ese mismo año para que se produjese otro hecho delictivo que precipitó el hallazgo del cuerpo de Diana y la detención del autor confeso de su muerte.

Fue en los últimos días de diciembre de 2017, cuando una joven de la vecina localidad de Boiro denunció haber sido víctima de un intento de rapto y agresión sexual (por el que hoy en día está condenado El Chicle) y señaló a Enrique Abuín como el responsable.

Los agentes, que ya lo habían tenido entre los principales sospechosos del caso Quer, lo detuvieron entonces y lo interrogaron hasta que confesó haber sido el responsable de la muerte de la joven y los llevó hasta el cadáver. El último día del año, el cuerpo de Diana Quer era recuperado de un pozo ubicado en el interior de una nave industrial abandonada en Asados, en Rianxo, próxima a la vivienda de los padres de su presunto asesino, 500 días después de su desaparición.

ATADA Y "ATERRORIZADA"

En el auto de apertura del proceso, la Audiencia provincial estableció como hechos justiciables que 'El Chicle' abordó durante la madrugada del 22 de agosto de 2016 a la víctima cuando ésta se dirigía a su casa por el Paseo Areal, en A Pobra do Caramiñal.

Tras interceptarla, narra, 'El Chicle' introdujo a Diana Quer "por la fuerza" en el maletero de su vehículo, "donde la sujetó con unas bridas y la amordazó con cinta adhesiva". De las diligencias practicadas también se desprende que el acusado, supuestamente, arrojó el móvil de la joven por la ventanilla del coche cuando cruzaba el puente sobre la ría, a la altura de Taragoña, donde fue localizado meses después.

Finalmente, y tras llegar a una nave industrial abandonada situada en el lugar de Asados, en Rianxo, el auto, muy crudo en la descripción de los hechos, considera que Abuín Gey violó a Diana Quer mientras la joven se encontraba "atada, sometida y aterrorizada". Para ocultar estos hechos, la estranguló y arrojó el cuerpo a un pozo lleno de agua, al que volvió al cabo de unos días con unos bloques de cemento para lastrarlo y evitar que emergiese.

PRISIÓN PERMANENTE REVISABLE

Uno de los puntos claves en este caso reside en dilucidar si Diana Quer sufrió una agresión sexual, como defienden tanto la Fiscalía como la acusación, que ejercen sus padres, y como sostiene el auto de apertura de juicio oral.

Esta circunstancia sería necesaria para que, junto al delito de asesinato, José Enrique Abuín fuese condenado a la pena de prisión permanente revisable, que piden para él la familia de la víctima y el Ministerio Público.

En concreto, por los delitos de detención ilegal y agresión sexual, Fiscalía pide para 'El Chicle' penas de 20 y 12 años de prisión, mientras que, por el asesinato con "alevosía" y "ensañamiento" de la joven, añadido a los anteriores delitos, reclama la prisión permanente revisable.

Al mismo tiempo, solicita una indemnización para los padres de Diana de 254.000 euros, a los que se suman otros 36.000 euros para su hermana menor. Entre otras cuestiones, en el caso de ser excarcelado, pide que se mantenga una orden de alejamiento de la familia de la joven por un periodo de 10 años, así como la prohibición de que resida o visite A Pobra y la obligación de que participe en un programa de educación sexual.

Por su parte, la acusación particular, que ejercen los padres de Diana, ha solicitado que José Enrique Abuín Gey sea condenado a prisión permanente revisable por el secuestro, violación y asesinato de la joven. En su escrito, considera a 'El Chicle' culpable de los delitos de detención ilegal, agresión sexual y asesinato.

Asimismo, reclama una indemnización para los familiares de la joven madrileña de 300.000 euros, el establecimiento de medidas de alejamiento y la prohibición de comunicarse con ellos por un periodo superior en 10 años a la condena.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios