Maquinistas de Metro se costean pruebas TAC por el amianto

Maquinistas de Metro se costean pruebas TAC por el amianto

miércoles 02 de octubre de 2019, 12:57h
Garrido responde que el plan de desamiantado del Gobierno regional incluye que "cualquier trabajador" pueda tener una revisión y que esta se ha hecho a "más de 1.000 trabajadores". Por otra parte, Metro suspenderá de funciones a todos los imputados en este caso del área de Salud Pública

El Sindicato de Maquinistas de Metro de Madrid ha informado que parte de la plantilla se están costeando de su bolsillo pruebas TAC para identificar cualquier problema derivado de la exposición al amianto, mientras que el consejero de Transportes, Movilidad e Infraestructuras, Ángel Garrido, ha aclarado que para costearla desde la empresa es necesario una prescripción médica.

Según ha relatado a Europa Press uno de los portavoces del sindicato, Juan Antonio Ortiz, comenzaron en agosto y ya se las han realizado unos 150 trabajadores, ya que la compañía no les "mete en el grupo de riesgo".

"Ofrecieron hacer un TAC voluntariamente, pero solo hacen cuatro radiografía y una esperiometría", han criticado los maquinistas, quienes han indicado que llegaron en asamblea a un acuerdo con una clínica para hacer las pruebas y "hacer informes para ver si hay que ir al neumólogo".

Así, según ha adelantado el diario 'El País, Ortiz ha explicado que aquellos que "salen con problemas pulmonares están pendientes" y que la realización de un TAC tiene un coste de 150 euros, pero que "al final es la salud".

SI HAY PRESCRIPCIÓN MÉDICA DE CUALQUIER PRUEBA, SE LLEVARÁ A CABO

Por su parte, Garrido ha precisado que el plan de desamiantado del Gobierno regional incluye que "cualquier trabajador" pueda tener una revisión y que esta se ha hecho a "más de 1.000 trabajadores" y que en ningún caso ha dado resultado positivo.

"Estas pruebas se prescriben por médicos, no es a petición de cada uno. Si un médico prescribe que se tiene que hacer un TAC, se va a hacer siempre", ha recalcado el consejero, quien ha llamado a la tranquilidad ya que "si hay prescripción médica de cualquier prueba" se llevará a cabo.

En esta línea se han manifestado fuentes de Metro de Madrid en declaraciones a Europa Press, en las que han reiterado que la compañía cuenta con un protocolo de vigilancia de la salud "específico para los trabajadores relacionados con el mantenimiento, que son los que podrían haber estado expuestos a fibras de amianto".

A renglón seguido, han explicado que en estos reconocimientos el TAC siempre se tiene que determinar por un médico y han hecho referencia también a los más de 1.000 chequeos médicos realizados a trabajadores en los que no se han identificado "ninguna enfermedad relacionada con la exposición al amianto".

Asimismo, han subrayado que en el plan de desamiantado "cualquier trabajadores de Metro, incluidos los maquinistas," puede solicitar someterse al reconocimiento "específico de vigilancia de la salud por exposición al amianto, donde un médico podría prescribir un TAC en el caso que fuese necesario.

"Por tanto, Metro facilita la realización del TAC a todos los trabajadores que tengan la prescripción médica. Estos se realizan en el hospital Moncloa, con el que tiene suscrito un contrato", ha concluido la compañía.

METRO SUSPENDERA DE FUNCIONES A TODOS LOS IMPUTADOS EN EL CASO

Metro de Madrid va a proceder a suspender de sus funciones en la empresa a los responsables de Prevención y Salud Laboral de Metro de Madrid investigados en el caso del amianto en el suburbano que aún trabajan en ese departamento.

Así lo ha anunciado a los medios de comunicación el consejero de Transportes de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, tras confirmarse que la juez que instruye la causa ha confirmado la imputación de estos cargos del suburbano, tal y como había solicitado la Fiscalía de Madrid.

Garrido ha señalado que con esa investigación "formal" por parte del juzgado, se va a proponer la suspensión de funciones de las tres personas que aún están en el área de Prevención y Salud Laboral. Las otras cuatro investigadas por la magistrada ya no realizaban labores en este departamento.

Se hará desde el respeto a la presunción de inocencia y entendiendo que el derecho legítimo a la defensa se puede ejercer mejor "fuera" del área que está directamente implicada en la investigación judicial.

"Lo mejor es apartarlos en estos momentos de sus cargos", ha enfatizado Garrido para añadir que ya ha dado instrucciones al nuevo consejero delegado de Metro, Rafael Prieto, para proceder a apartar a estas personas de ese área, conforme a la legalidad laboral vigente.

El consejero ha dicho que esta medida, desde el respeto constitucional al derecho a la presunción de inocencia, era lo "razonable" de cara a evitar que se pensara en posibles "injerencias" en la investigación y que puedan defenderse de la forma más conveniente.

La juez de Instrucción número 23 de Madrid, María Isabel Garaizaba, ha citado a declarar como investigados a siete responsables y excargos de Salud Laboral de Metro de Madrid en el marco de la causa.

Así consta en un auto, al que ha tenido acceso Europa Press, en el que la instructora fija para los próximos días 3 y 6 de diciembre una ronda de declaraciones de los investigados en el procedimiento. Además, tomará testifical a varios empleados a lo largo de este mes.

En la resolución, la juez libra oficio al Instituto Regional de Seguridad y Salud en el Trabajo para que elabore un informe sobre la incidencia del amiento en la salud de los trabajadores de Metro de Madrid y sobre las medidas que se debieron adoptar.

Asimismo, pide al médico forense adscrito a estos juzgados reconocimiento de las lesiones sufridas por los trabajadores afectados y los dos empleados fallecidos.

Entre otras diligencias solicitadas, requiere una relación nominativa de todos los trabajadores que hayan desempeñado los mismos trabajos que los trabajadores fallecidos y a los que se les ha reconocido la enfermedad profesional en el periodo 2001 a 2017.

A finales de julio, la Sección de Siniestralidad Laboral de la Fiscalía de Madrid presentó una denuncia contra siete responsables de salud y prevención de riesgos laborales de la empresa Metro de Madrid por homicidio imprudente en relación a la muerte de dos empleados de mantenimiento de Metro tras exposición al amianto.

El fiscal les imputa la presunta comisión de tres delitos: uno contra los derechos de los trabajadores y los otros dos por homicidio imprudente y lesiones por imprudencia. El sindicato CCOO se ha personado recientemente en el procedimiento como acusación particular, siendo aceptada la personación por la juez.

DENUNCIADOS

Los denunciados son F. L. O., responsable de la Unidad de Prevención y Salud Laboral desde el 6 de noviembre de 2003 hasta el 24 de enero de 2012; P. S. A. L., gerente de prevención laboral desde el 1 de enero de 2011 al 17 de noviembre de 2009; J. N. D. coordinador de Prevención de Riesgos laborales desde el 1 de mayo de 2015 a la actualidad; B. R. R., Coordinadoras de Prevención de riesgos laborales desde el 1 de diciembre de 2009; y E. F. C. G., responsable del Servicio de Prevención y Salud Laboral, desde el 6 de enero de 2012 a la actualidad.

También están denunciados J. M. G., responsable del Área de Prevención y Salud Laboral, desde el 6 de noviembre de 2015 a la actualidad; J. O., perteneció a la Gerencia de Mantenimiento de Material móvil en diferentes áreas desde abril de 2003 a 31 de diciembre de 2005.

PREVENCIÓN DE RIESGOS LABORALES

Para la Fiscalía, todos los denunciados infringieron de forma "grave" las normas de prevención de riesgos laborales "creando una situación de riesgo para los trabajadores a su servicio a los que permitieron trabajar con Materiales con Amianto, altamente peligroso para su vida y salud, careciendo de toda política preventiva, al no existir una evaluación de riesgos en relación con la exposición al amianto que permitiera un trabajo en condiciones seguras".

Del mismo modo la denuncia del Ministerio Público sostiene que los responsables de salud y prevención de riesgos laborales de Metro de Madrid "ocultaron" a los trabajadores y a sus representantes que las piezas que manipulaban contenían amianto, de modo que no se les facilitó ni la información ni la formación necesaria para trabajar con seguridad.

Es más, subraya que ni siquiera "les entregaron los equipos de protección individual preceptivos para manipular el amianto con seguridad", razón por la cual entiende que los denunciados eran "conocedores de la existencia de este mineral en Metro de Madrid, S.A., a los que han estado expuestos hasta 2017, de manera continuada, un número indeterminado de trabajadores de la empresa".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de cronicamadrid.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.