Buscan a 18 familias manchegas para identificar restos de presos republicanos

Buscan a 18 familias manchegas para identificar restos de presos republicanos

lunes 03 de noviembre de 2014, 11:10h


La Agrupación de Familiares de Represaliados en Valdenoceda (Burgos) busca a 18 familias de Castilla-La Mancha (que pueden estar dispersas por toda España) para que donen una muestra de saliva de la que el laboratorio pueda extraer AND que sirva para identificar los restos exhumados en esa localidad de Burgos.

En la prisión de Valdenoceda (Burgos), que estuvo abierta desde finales de 1938 hasta agosto de 1943, se tiene constancia oficial de la muerte de 154 presos republicanos. De ellos, la mayor parte procedía de Castilla-La Mancha, donde quizás todavía puedan vivir algunos de sus descendientes directos.

Después de más de diez años de trabajo, la Agrupación de Familias ha conseguido localizar a una gran parte de esas familias descendientes. Esa localización ha servido para identificar 52 restos de toda España, que han podido ser devueltos a sus familias. A 50 familias más se les ha tomado una muestra de saliva, de la que el laboratorio extrae AND para cotejar con el de los restos exhumados.

El primer paso de toda esta labor es la localización de las familias. Como se ha señalado antes, 18 de las familias manchegas no han sido localizadas aún. Se trata de las familias de Cándido Aranda Rincón, de Alcolea de Calatrava (Ciudad Real), que murió el 29 de marzo de 1941, estaba casado; de José Carrasco Valiño, que vivía en Picón (Ciudad Real), murió el 7 de agosto de 1942, estaba casado con Francisca Sánchez Gallego, y dejó dos hijos; y de Lorenzo Castillo Martín, de Gargantiel (Ciudad Real), que murió el 22 de junio de 1941, estaba casado y era hijo de Valentina y Cipriano.

Asimismo, se busca a las familias de Antonio Contreras Parras, de Almagro (Ciudad Real), que murió el 23 de enero de 1942 y estaba soltero; de Modesto Flores Jiménez, de Daimiel (Ciudad Real), que murió en 31 de marzo de 1941, estaba casado con Teresa Ruiz de la Hermosa, dejó dos hijos y dos hijas; de Ciriaco García Gómez, de Anchuras (Ciudad Real), que murió el 27 de agosto de 1941, estaba casado con Amable Castro y dejó tres hijos y una hija; y de Eugenio García Quintana, de Valdepeñas (Ciudad Real), que murió el 2 de enero de 1942, era soltero, y era hijo de Miguel e Isabel.

La Agrupación de Familiares de Represaliados en Valdenoceda (Burgos) también busca a las familias de Julián González González, de Almagro (Ciudad Real), que murió el 12 de abril de 1941, estaba casado con Francisca Sobrino, dejó un hijo y dos hijas; de Andrés López Olmo, de Bolaños (Ciudad Real), que murió el 31 de mayo de 1942, casado con Elvira Maroto, dejó un hijo y una hija; de Celedonio Molina Alba, que vivía en Anchuras (Ciudad Real), era de Navas de Ricomalillo (Toledo), murió el 12 de marzo de 1941, estaba casado con Dionisia Sánchez y dejó dos hijos y cinco hijas.

Entre las familias que se buscan también se encuentra la de Jesús Muñoz Ruiz, de Albacete, que vivía en la misma ciudad y que murió en la cárcel de Valdenoceda el 12 de febrero de 1939. Era hijo de Juan Muñoz y de Juana Ruiz. Igualmente, se busca a la familia de Calixto Pérez Esteban, natural de Iriépal y residente con su familia en Alovera (dos municipios de Guadalajara). Estaba casado con Enriqueta. Era hijo de Francisco Pérez y de Francisca Esteban. Murió en la cárcel de Valdenoceda el 1 de abril de 1943.

Además, se busca a las familias de Mamerto Redondo Muñoz, de Fuencaliente (Ciudad Real), que murió el 9 de agosto de 1941, estaba casado con Ana María Mata Duque y dejó dos hijos y dos hijas; de Andrés Romero Gallego, de Terrinches (Ciudad Real), que murió el 1 de septiembre de 1941, estaba casado con Aquilina García, dejó cuatro hijos; la de Maximiano Rosa Sáchez, de Puertollano (Ciudad Real), que murió el 2 de enero de 1942, estaba casado con Adela Rodríguez Canal y dejó un hijo y dos hijas.

Finalmente, la Agrupación intenta localiza a las familias de Teodoro Sánchez Caro, de Picón (Ciudad Real), que murió el 5 de abril de 1941, era soltero e hijo de Josefa y Alejo; de Alejandro Sánchez Jara, de Villamayor de Calatrava (Ciudad Real), que murió el 9 de abril de 1941, estaba casado con Agustina Ureña Rodríguez y dejó dos hijos y cuatro hijas; y la de Eloy Sánchez Martínez, de Masegoso (Albacete) y vivía en Socuéllamos (Ciudad Real). Murió en Valdenoceda el 8 de abril de 1941, estaba casado con Teodora Fernández, con la que tuvo dos hijos y cuatro hijas.

LA PRISIÓN DE VALDENOCEDA

La prisión de Valdenoceda estuvo abierta desde finales de 1938 hasta agosto de 1943 en la localidad de Valdenoceda (norte de Burgos). Allí murieron oficialmente 154 personas, que fueron enterradas bien en el cementerio viejo (11 de ellos), en plena calle (2) o en un solar de Instituciones Penitenciarias (141).

La Agrupación, que se constituyó formalmente en 2005 y que inició en 2007 los primeros trabajos de exhumación, ha conseguido exhumar a un total de 116 restos, ha podido contactar con 102 familias de toda España y ha identificado 52 restos, muchos de los cuales reposan por fin en su pueblo, con su familia, explica la Agrupación en nota de prensa.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios