Serra ante el juez: No tiró 'ningún objeto' a la policía, tenía 'miedo de la situación'

Serra ante el juez: No tiró "ningún objeto" a la policía, tenía "miedo de la situación"

miércoles 12 de febrero de 2020, 11:18h
La fiscal solicita una pena de prisión de 23 meses por proferir insultos y lanzar objetos a los agentes de la autoridad, llegando a llamar presuntamente a una policía municipal "cocainómana" y "mala madre". La policía la coloca como "la instigadora" de los disturbios

La portavoz de Unidas Podemos en la Asamblea de Madrid, Isa Serra, se ha reafirmado en el juicio en el que se le acusa de delitos de desórdenes públicos y atentado a la autoridad durante una protesta contra un desahucio en 2014 que no tiró "ningún tipo de objeto" a los agentes, ya que estaba sola y se alejó cuando comenzaron las cargas porque tenía "miedo de la situación".

La Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) celebra la vista con Celso Rodríguez, presidente del TSJM, al frente del tribunal juzgador. Al inicio, la fiscal ha aceptado como prueba dentro de la fase documental los vídeos aportados por la defensa de Serra, el letrado Eric Sanz de Bremond.

La fiscal solicita una pena de prisión de 23 meses por proferir insultos y lanzar objetos a los agentes de la autoridad, llegando a llamar presuntamente a una policía municipal "cocainómana" y "mala madre". A su vez, reclama que indemnice a los agentes heridos con una cantidad de 5.200 euros.

En su interrogatorio y tras ser informada de sus derechos, la diputada regional ha narrado que el día de los hechos, el 31 de enero de 2014, salió del Metro sobre las 11.30 tras regresar de la Facultad de Somosaguas y vio que había un desahucio de camino a su casa, situada entonces en la calle Zurita. Según su relato, había un cordón policial en la esquina de la calle Mesón de Paredes y Tribulete.

"Había cerca de unas 60 personas, algunos sentados y otros de pie. La situación estaba tranquila. Al poco después, la gente comenzó a hacer cánticos tipo no vamos a parar. La Policía empezó a levantar a la gente sentada y empieza a empujar a la gente que estaba de pie", ha narrado.

A preguntas de la fiscal, ha indicado que los concentrados insultaron a la Policía cuando empezó la tensión y comenzaron las cargas. "La situación fue calmada a lo que fue posteriormente", ha especificado para indicar que no conocía a la persona que iba a ser desahuciada y ha resaltado que no participaba en la Plataforma Stop Desahucios.

A su llegada, se encontró con el edil en el Ayuntamiento de Madrid Jorge García Castaño, quien salió del cordón policial ya que estuvo hablando con un mando policial porque había detenidos. También se encontró a dos personas que conocía, Sara Porras y a Alejandro Páez.

Asimismo, Serra ha señalado que tras pasar los furgones policiales hubo un grupo de personas que se quedaron en una zona próxima a la plaza de Lavapiés y García Castaño le comenta que ha habido detenidos. "Se hizo un corrillo como de unas diez personas entorno a Jorge", ha contado.

Serra ha relatado que más adelante, a medida que avanzó la Policía a la plaza de Lavapiés, ve cómo se están lanzando objetos a la Policía, detallando que era en una zona más delante de la que ella estaba. "Me quedé donde se encuentra García Castaño. En cuanto se produce la carga de la Policía me voy", ha dicho insistiendo en que no tiró ningún objeto.

Acerca de haber sido reconocida por los agentes como una de las personas de las que le insulto, ha replicado que "esos hechos son falsos y en ningún momento se dirigió a los agentes. "Yo me alejaba porque tenía miedo de la situación", ha reconocido.

"Ni estuve donde se lanzaban objetos ni tiré ningún tipo de objeto a los agentes ni anime. La situación era de tensión y estaba sola. Yo me aleje, como hago cuando hay cargas", ha afirmado y ha subrayado que en ningún momento se sentó junto al resto de personas.

Se le imputa también una falta de lesiones y un delito de lesiones de menor gravedad, así como un delito de daños. Los altercados se produjeron con motivo de un desahucio de una persona discapacitada en la calle Tribulete, situado en el madrileño barrio de Lavapiés. Cuatro personas fueron detenidas entonces por desobediencia y resistencia a la autoridad.

Durante la investigación, varios agentes se ratificaron en el reconocimiento fotográfico de la investigada y la identificaron como partícipe de los insultos y lanzamientos de objetos que se realizaron.

FISCALÍA APRECIA CIRCUNSTANCIA ATENUANTE

Según su acusación, la Fiscalía aprecia que en este caso concurre la circunstancia atenuante como "muy cualificada" de dilaciones indebidas. Según se recoge en el escrito, el 31 de enero de 2014, en virtud de la orden de servicio de la Jefatura de la Policía Municipal de Madrid, se estableció un dispositivo de seguridad, acompañando a la comisión judicial cuya actuación tenía por objeto dar cumplimiento al Auto del Juzgado de Primera Instancia número 101 de Madrid, que decretó un desahucio.

Recuerda que formaban parte de dicho operativo dos Policías Nacionales así como 17 agentes de la Policía Municipal de Madrid "que estaban debidamente uniformados y en el ejercicio de sus funciones".

Sobre las 7.30 horas, detalla el fiscal, quedó establecido el cordón de seguridad entre la calle Mesón de Paredes y la calle Tribulete de Madrid, "apareciendo en ambos puntos grupos de personas en un número inicial aproximado de 50", que decían pertenecer a la plataforma Stop Desahucios y que comenzaron a increpar a los agentes con gritos tales como 'Este desahucio lo vamos a parar', al tiempo que les proferían insultos y les empujaban.

Cuando finalizó el lanzamiento, el Ministerio Público argumenta que Isa Serra, "que realizaba funciones de liderazgo de los grupos de protestas", junto a otras personas procedieron a sentarse en la calle cuando abandonaban el lugar coches policiales para impedirles que pudieran salir y, con una "actitud violenta" comenzaron a insultarles con frases tales como 'Hijos de puta, asesinos, vergüenza me daría ser policía'.

Esta acción se hizo, a criterio de la Fiscalía, "puestos de común acuerdo, amparados en la fuerza del grupo, con el fin de atentar contra la paz pública y el normal desarrollo de la convivencia ciudadana, con absoluto desprecio hacia la autoridad que representaba la fuerza policial".

El escrito de acusación recuerda que al tiempo que escupían a los agentes, también les lanzaron botellas, piedras, adoquines, tiestos, macetas y otros "objetos contundentes como papeleras".

SE CAUSARON DAÑOS A DOS VEHÍCULOS POLICIALES.

Durante estos enfrentamientos llegaron incluso a abrir un portón de la furgoneta en marcha cuando se encontraban en su interior agentes de la Policía Municipal que intentaban abandonar el lugar, causando daños a dos de los vehículos policiales.

Además, sostiene que Serra se dirigió a una gente y le gritó la siguiente expresión: "Eres una cocainómana', mala madre, hija de puta, con todo los que hemos luchado las mujeres contigo se pierde todo, no te quieren ni tus propios compañeros".

En el transcurso de los hechos, la Fiscalía concluye que la acusada junto a otras personas empujó "violentamente" a la fuerza actuante para impedirles que abandonaran el lugar, "al tiempo que les lanzaban objetos contundentes". De hecho una agente de la Policía Municipal que sufrió lesiones como consecuencia de los impactos de los objetos que le arrojaron.

La portavoz de Unidas Podemos en la Asamblea de Madrid se mostró en julio, tras conocer que se le investigaba por este asunto, "orgullosa" de su lucha juvenil antidesahucios, sobre todo en este caso que afectaba a una persona con discapacidad, y negó los hechos que se le imputan. "Yo no me increpé ni agredí a nadie. Estuve un rato en el desahucio y me fui", indicó.

LA POLICIA LA SITUA COMO "LA INSTIGADORA" DE LOS DISTURBIOS

Varios de los agentes de la Policía Municipal de Madrid que participaron en el dispositivo policial de los altercados producidos el 31 de enero de 2014 en el barrio de Lavapiés han situado en el juicio contra la portavoz de Unidas Podemos en la Asamblea de Madrid, Isa Serra, a la acusada como "la instigadora" de los disturbios al llevar "la voz cantante" entre los dos grupos de alborotadores, aseverando que lanzó objetos junto al resto de las personas que participaron en las protestas contra un desahucio.

La Sala de lo Penal y Civil del Tribunal Superior de Justicia de Madrid que celebra el juicio contra Serra por delitos de desórdenes públicos y atentado a la autoridad ha escuchado el relato de casi una decena de agentes, una versión que dista de la ofrecida por la acusada durante su declaración.

Los agentes de la Policía Municipal formaron parte de dos cordones policiales que se desplegaron para contener los altercados: uno de ellos en la esquina de Mesón de Paredes con la calle Tribulete y otro con esquina a la calle Embajadores. Los concentrados lanzaron a los agentes piedras, adoquines, ceniceros, macetas y vallas, entre otros objetos.

El primero de los agentes de la Policía Municipal de Madrid en comparecer y que participó en el dispositivo policial ha relatado que al inicio de la concentración había unas quince personas y al final "un montón", indicando que venían con la intención de increparles, insultarles y escupirles.

"No venían con ánimo de hablar", ha dicho especificando que les escupieron y les insultaban con "lindezas". "Yo la reconocí como una de las que estuvo ahí", ha señalado respecto de Serra, a lo que ha agregado que la identificó sin "ningún genero de dudas".

"Era una de las que tiró cosas e insultó", ha dicho. "Tiraban botellas, adoquines, todo lo que encontraban a su paso", ha relatado y ha narrado que a una compañera la tiraron un ladrillo y se quedó "un poquito inconsciente".

A preguntas del abogado defensor, ha señalado que no sabe si se sentó pero ha dicho que fue "la instigadora" de lo que se había montado. "Había mucha gente y entre ellos estaba ella. Se que lanzó objetos pero no se en qué momento", ha aseverado el agente sin saber concretar.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios