Juicio a`El Chicle´: Quisó tirar a Diana 'en la ría, pero había gente'

Juicio a`El Chicle´: Quisó tirar a Diana "en la ría, pero había gente"

martes 12 de noviembre de 2019, 11:17h
Cinco hombres y cuatro mujeres serán los encargados de decidir sobre la culpabilidad de Enrique Abuín, que se enfrenta a la prisión permanente revisable por los delitos de asesinato, agresión sexual y detención ilegal. Juan Carlos Quer ha manifestado al llegar a los juzgados que "hoy se sienta en el banquillo el mal"

José Enrique Abuín, alias 'El Chicle', ha afirmado este martes, en su primera declaración judicial por el crimen de Diana Quer, que su idea inicial era deshacerse del cuerpo de la joven tirándolo "en la ría", pero que decidió no hacerlo porque "había gente en el muelle".

A preguntas de Fiscalía, 'El Chicle' ha asegurado que creyó que Diana Quer estaba muerta cuando la "agarró por el cuello" tras encontrarse con ella cuando, supuestamente, volvía de robar gasóleo, por lo que la metió en el coche con la intención de "dejar el cuerpo en la ría".

Para ello, ha sostenido, paró el vehículo en el que viajaba cuando pasaba por el puente de Taragoña, desde donde tiró el teléfono móvil. "Arrojé primero el móvil, y luego vi la gente", ha dicho, tras lo que ha sostenido que decidió dirigirse entonces a una nave abandonada de Rianxo que conocía con anterioridad para deshacerse allí del cuerpo.

"Seguí con el cuerpo en el coche y se me dio por ahí, me acordé de la nave y la llevé", ha dicho El Chicle, que ha admitido que creció en la zona de Asados, en la que residen sus padres, y que había estado en otras ocasiones en la nave.

NIEGA QUE LA VIOLASE

Una vez en este lugar, sacó el cuerpo "del asiento trasero" del coche y le quitó la ropa, a excepción de la interior, por si pudiese haber "algún resto del coche", ha dicho Enrique Abuín, que ha negado que violase o matase allí a la víctima.

En la nave abandonada, ha narrado, sujetó el cadáver de Diana Quer por las axilas, la sentó en el pozo y la introdujo en él. Al percatarse de que flotaba, decidió "coger dos bloques de la nave" y "un cable" eléctrico y trató de lastrarlo, aunque "el cuerpo quedó flotando igual". A preguntas de la fiscal, ha negado que volviese posteriormente a lastrar mejor el cadáver.

Por otra parte, Enrique Abuín ha asegurado que fue él el que pidió a su mujer que le diese una coartada para esa noche y que "dijera que ella estaba" con él. "Ella sabía que había salido por gasóleo y le dije que, como estaban muy encima y preguntando seguido, que dijera que ella estaba conmigo", ha narrado.

Asimismo, se ha negado a contestar preguntas sobre la agresión en Boiro que desencadenó su detención y por la que fue condenado por agresión sexual y ha dicho no recordar si en otras ocasiones llamó la atención de una joven con la frase 'Rubia, ven aquí'.

El Chicle ha asegurado que, en un primer momento, dijo que había atropellado accidentalmente a Diana Quer porque se lo sugirieron los agentes que lo detuvieron "bajo presión", tras asegurarle que "no iba a volver a ver" a su hija "nunca más". "Lo del atropello me lo dijeron ellos", ha añadido.

EL FISCAL DESCRIBE "UN ESCENARIO PROPIO DE UNA PELICULA DE TERROR"

El Ministerio Fiscal ha abierto este martes la primera sesión del juicio contra Enrique Abuín por el crimen de Diana Quer describiendo como "un escenario propio de una película de terror" lo ocurrido el 22 de agosto de 2016 en la nave abandonada de Asados donde, sostiene, el acusado asesinó a la joven madrileña tras secuestrarla.

Tras la lectura de los escritos de acusación y defensa, la fiscal ha defendido ante el jurado popular y ante el acusado, que ha permanecido serio y con la mirada baja, las pruebas que, según su criterio, determinan que Enrique Abuín cometió los delitos de asesinato, agresión sexual y detención ilegal.

Para la representante del Ministerio Público, 'El Chicle' desarrolló con Diana un "modus operandi" para "violarla, asesinarla y esconder su cadáver, tirándolo a un pozo", encerrándola previamente en el maletero de su vehículo "durante al menos 25 minutos" y privándola de su teléfono móvil, que arrojó al mar por un puente.

Entre las pruebas que ha destacado Fiscalía está la grabación del coche de Enrique Abuín "saliendo a toda velocidad" de Rianxo o la ubicación del móvil del acusado "en el mismo lugar y el mismo tiempo" que el de Diana.

Al mismo tiempo, ha avalado la existencia de una agresión sexual indicando que el cuerpo de Diana Quer apareció dentro del pozo desnudo, boca abajo y "lastrado" con bloques de cemento, víctima de "un estrangulamiento con rotura del hueso ioides", compatible "con el uso de una brida".

En esta misma línea ha profundizado la acusación particular, que ha afirmado que es un hecho "irrefutable" que se trata de "un crimen sexual". "La realidad es muy tozuda, y no encaja", ha dicho el letrado de los padres de Diana Quer, Ricardo Pérez Lama. "Para qué detiene a Diana si no es para atentar contra su libertad sexual?", ha añadido.

El letrado de la acusación ha rechazado que Enrique Abuín colaborase con la justicia y le ha acusado de construir su testimonio para explicar las pruebas. "Entiendo que ni todos los artificios legales existentes en el orden jurídico pueden ocultar una certeza: acechó a Diana, la metió en su coche, la trasladó a la parroquia de Asados a un almacén aislado y allí la agredió sexualmente y la mató. Así de crudo", ha sentenciado.

CINCO HOMBRES Y CAUTRO MUJERES LE JUZGAN

Cinco hombres y cuatro mujeres serán los encargados de decidir sobre la culpabilidad de Enrique Abuín, que se enfrenta a la prisión permanente revisable por los delitos de asesinato, agresión sexual y detención ilegal.

La primera sesión, tras las cuestiones previas, testificarán los padres de la víctima, Juan Carlos Quer y Diana López Pinel.

A continuación, a partir del miércoles, irán pasando por los juzgados compostelanos más de 50 testigos y 40 peritos para arrojar luz sobre los hechos. El punto clave de este proceso será dilucidar si Diana Quer fue víctima de una agresión sexual, lo que permitiría condenar a Enrique Abuín a la pena máxima.

PADRE DE DIANA QUER: "HOY SE SIENTA EN EL BANQUILLO EL MAL"

El padre de Diana Quer, Juan Carlos Quer, ha llegado a primera hora de la mañana de este martes a los juzgados de Fontiñas, en Santiago, para asistir al juicio por el asesinato de su hija. Lo ha hecho solo, visiblemente afectado y dispuesto a reivindicar el "legado de Diana", recordando que "hoy se sienta en el banquillo el mal".

"Es un día muy triste, muy triste", ha dicho, ante la multitud de medios de comunicación congregada ante los juzgados de Santiago, donde ha recordado que "ninguna condena va a devolver la vida" a su hija. "Nosotros sí estamos ya condenados a una cadena perpetua", ha sentenciado.

Así, el padre de la víctima ha afirmado que "lo único" que le queda es "luchar por el legado de Diana", la prisión permanente revisable para este tipo de criminales. "El legado de Diana es mantener la prisión permanente revisable, una ley necesaria que salvará vidas", ha dicho Juan Carlos Quer, que ha confiado en que "la clase política" entienda que "mayoritariamente el pueblo español apoya esta pena".

Ante los medios de comunicación, Juan Carlos Quer ha pedido un "esfuerzo especial" de respeto por Diana, "una niña que dijo no y perdió la vida diciendo no de la forma más cruel". A mayores, ha agradecido el "cariño y solidaridad recibida" del pueblo gallego, que "sintieron y lloraron la pérdida de Diana como si de su propia hija se tratase".

Finalmente, ha destacado el "extraordinario trabajo de los cuerpos de seguridad del Estado". "El cuerpo de Diana hoy está en un sitio digno y no en un pozo gracias a su trabajo", ha explicado.

Tras recordar que "ellos también lloraron la muerte de Diana", Juan Carlos Quer ha expresado el deseo de que, "antes de que termine este juicio" se le otorguen las condecoraciones y menciones "que fueron comprometidas" a los agentes que trabajaron en la detención de 'El Chicle', una petición que ha traslado al ministro Grande Marlaska.

LA MADRE DE DIANA QUER RECHAZA ESTAR CON EL PADRE

Diana López Pinel, la madre de Diana Quer, se ha marchado repentinamente de los juzgados de Santiago pocos minutos después de su llegada, visiblemente enfadada, por negarse a permanecer en el inmueble junto al padre, Juan Carlos Quer, con quien mantiene un enfrentamiento personal.

López Pinel llegaba pasadas las 09,40 horas a los juzgados de Fontiñas, reclamando ante la prensa "que salga toda la verdad" en el proceso. Pocos minutos después, salió de nuevo de los juzgados, muy molesta, y denunciando a preguntas de los medios que todavía tenía "dos horas de espera" y se negaba a estar con su exmarido.

"Yo no voy a estar dos horas con el señor Quer", ha reiterado, a la vez que ha denunciado que no tuvo acceso a "información ninguna sobre el tema" de su hija, que llegó aquí "en blanco" y sin ver el sumario.

Preguntada sobre si su marido sí tuvo acceso a la información del caso, a diferencia de ella, lo ha dado por supuesto. "¿Si no porque pide la segunda autopsia? Será porque pudo ver la primera", ha insistido.

En este sentido, la madre de Diana Quer ha arremetido contra la falta de información alrededor de la investigación, a diferencia de la que ha podido recibir su exmarido.

"No han sido capaces de darme ningún tipo de información sobre el tema", ha reiterado López Pinel, tras lo que ha gritado "que lo sepa todo el mundo".

La madre de Diana Quer se marchó en ese momento de los juzgados y se subió a un vehículo, acompañada por varias personas. A lo largo de esta primera jornada, deberá declarar como testigo en el juicio.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de cronicamadrid.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.