Trinidad Jiménez puede ser la rival de Esperanza Aguirre en 2011

22/07/2009.-EEl PSOE quiere esperar hasta junio de 2010 para elegir candidatos. La dirección nacional comienza a pensar en un gobierno tripartito, con IU y UPyD, si el PP no consigue la mayoría absoluta

jueves 02 de octubre de 2014, 12:47h
No habrá nominaciones antes de un año y la candidatura a la Comunidad de Madrid será sopesada con mucho cuidado por los prebostes del PSOE, que buscan un cabeza de lista “potente y con músculo electoral”, dadas las buenas expectativas que alberga Ferraz en estos momentos respecto a poder desalojar a Esperanza Aguirre del Gobierno regional. Lo de la alcaldía capitalina es otro cantar, pues la cúpula socialista da todo por perdido si el rival es Alberto Ruiz Gallardón, algo que bien podrá facilitar al actual portavoz de este partido en la Villa y Corte, David Lucas, su futura nominación para los comicios municipales.

Los deseos, harto conocidos y publicitados, del actual secretario general del PSM, Tomás Gómez, van por otro derrotero; quiere que los candidatos a la Comunidad de Madrid, plaza a la que el opta, y al Ayuntamiento capitalino se designen a más tardar el próximo mes de octubre.

Ferraz, sin embargo, no parece tener prisa, más bien todo lo contrario, quieren esperar a ver qué da de sí el “caso Gürtell”, e incluso han comenzado a barajar la posibilidad, en caso de no obtener mayoría, de poder hacer un “gobierno tripartito”, integrado por los propios socialistas, IU e UPyD, si Rosa Díez le quita votos al PP y al PSOE, como parece.

Todo medido y a su tiempo, es la consigna del núcleo duro de Zapatero, mientras se traza el perfil idóneo de la persona que debe disputar a Esperanza Aguirre la presidencia madrileña.

No hay todavía nombres encima de la mesa, pero se deja caer que alguien como Trinidad Jiménez, que ha logrado en cien días consolidarse como una “excelente” ministra, puede ajustarse a lo que el PSOE necesita para romper la hegemonía del PP en la Comunidad.

Tomás Gómez, por su parte, estaría concentrado en garantizarse el apoyo de Zapatero, que es quien le puso, y que a la postre será el que tenga la última palabra, y también en evitar, someterse a unas primarias, aunque el run run, casi clamor en el PSM, es otro. Una parte importante de dirigentes reclaman elecciones internas, salvo que Moncloa o Ferraz decreten una excepción a la actual normativa que obliga a su celebración si no se está gobernando.

Un refrendo interno que a día de hoy supone un riesgo importante para el líder de los socialistas madrileños, tocado tras los malos resultados de las elecciones europeas, que ha sido como la gota que ha colmado el vaso de un PSM en el que cunde el desánimo, ante el escaso punch que demuestra su jefe de filas, aunque las críticas parecen ahogarse en un mar de forzados silencios, al menos públicamente.

Quizá por ello, la última Asamblea regional de los socialistas fue poco menos que un paseo militar para el secretario general, que apenas tuvo que escuchar tímidamente tres o cuatro admoniciones sobre la necesidad de reflexionar acerca de las razones por las que el PSOE no despega en Madrid, pese a la que está cayendo en el PP de Esperanza Aguirre.

A la parálisis electoral, y como desencadenante directo de ella, añaden los detractores de Gómez, la poca capacidad del ex alcalde de Parla para dar personalidad propia al PSM más allá de los dictados de Ferraz, unido a la falta de criterio sobre los temas en que los socialistas tendrían que estar dando la batalla al Gobierno de la Comunidad de Madrid, véase la Sanidad, donde el líder del PSOE madrileño apuntó a la posibilidad de abrir a la participación privada un 14% de los servicios sanitarios públicos (algo que levantó ampollas tanto en sus propias filas como en IU), o su apuesta por apoyar la educación concertada.

so por no hablar de su pinchazo en el tema de Caja Madrid, en el que Gómez, sentencian sus críticos, lo único que habría hecho sería confiar en resolver el asunto en petit comité con Ignacio González (primero se apoyaba la Ley de Aguirre y luego se fue a la abstención), pasando olímpicamente de las llamadas del propio presidente de la Caja, Miguel Blesa, y del responsable de CC.OO de Madrid, que en esos días fumaba en pipa ante el favorable posicionamiento del jefe de filas del socialismo madrileño hacia la Ley de Aguirre.

Un mutismo que el líder del PSM está aplicando también a sus relaciones con Izquierda Unida, con cuyo coordinador general, Gregorio Gordo, apenas cruza escuetos saludos, pese a la invitación expresa de éste a sentarse a hablar de un posible futuro. Oídos sordos que Esperanza Aguirre estaría haciendo a su vez a la petición de Gómez a principios de julio de sentarse a dialogar sobre Caja Madrid, so pretexto de convertir a esta entidad en pieza fundamental de la lucha contra el paro. Pero ni por esas.

Situaciones que habrían ido minando el ánimo de los dirigentes del PSOE madrileño, entre ellos el de los diputados regionales de esta formación, a los que se les impuso manu militari la ley del silencio (no pueden hacer declaraciones, salvo que el núcleo duro de Gómez dé su visto bueno), y que ahora tendrían la consigna, después de una reunión del grupo parlamentario, de salir a “conquistar la calle”, pero, aseguran, sin que se haya dado ninguna directriz clara por parte de su secretario general más allá del puro y duro programa electoral.

Todo ello mientras en Ferraz se hacen cábalas y más cábalas sobre las posibilidades del PSOE de poner una pica en el Flandes madrileño, a tenor del inevitable deterioro que auguran al PP por el caso Gúrtel, que según los prebostes del socialismo acabará pasando factura a Esperanza Aguirre y también a Mariano Rajoy, lo que podría abrir el camino libre a Alberto Ruiz Gallardón, que a su vez dejaría el trono de la alcaldía madrileña, estableciéndose entonces por parte del PSOE otra estrategia de cara a la Villa y Corte.

Sean acertados o no los vaticinios de los gurús del partido, la única esperanza a día de hoy de Tomás Gómez para convertirse en candidato a la presidencia autonómica se llama José Luís Rodríguez Zapatero.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios