Con la viudez no se juega en elecciones