www.cronicamadrid.com
    29 de marzo de 2017

RAUL HERAS

Si miramos la cifra de asistentes a los tres mítines que han dado los tres aspirantes a la secretaria general del PSOE la ganadora es Susana Díaz. Si miramos el número de puños levantados mientras se canta la Internacional el ganador es Pedro Sánchez. Si miramos quién está ya en tercer lugar y con escasas posibilidades de victorias el perdedor es Patxi López. Si miramos el conjunto el perdedor es el PSOE.

El voto del médico que es Pedro Quevedo, que concurrió en alianza con el socialismo de las islas, es decisivo para que Mariano Rajoy pueda sacar adelante sus Presupuestos. El diputado canario ya tiene el visto bueno del PSOE de Susana Díaz y de la Gestora para ello

Es raro el fin de semana en el que algún medio de comunicación no ofrezca una encuesta con porcentaje de escaños. En todos esos sondeos de apenas mil llamadas telefónicas siempre gana el Partido Popular y todos los demás pierden.y tan raro como no leer una encuesta sería no ver u oír en algún mitin a los dirigentes políticos. Cualquier excusa es válida para ello: que si un Congreso Federal, que si unas elecciones primarias, que si una inauguración, que si un aniversario, el objetivo es dar titulares y asegurar que no se quieren unas nuevas elecciones, aunque lo parezca.

Envejecida y gastada por tres años de deterioro mediático "la casta" ha muerto en el vocabulario de Pablo Iglesias. Los dueños del poder siguen siendo los mismos para el secretario general de Podemos pero de aquí a las elecciones generales, autonómicas, municipales y europeas que se presenten el nuevo mantra que ha lanzado a los suyos es "la trama". Puede que se haya inspirado en la película de Allen Hughes de 2013, que era más bien mala pese a los buenos actores que consiguió para encarnar a un malvado alcalde de Nueva York, su policía favorito y el agente con conciencia al que se le quiere "cargar" el muerto y nunca mejor dicho. Y puede que Iglesias, que se dice leído, haya cambiado para el nuevo slogan propagandístico las caras de Wahlberg, Crowe y Zeta-Jones por los ojos ciegos del maestro Borges que, en 140 palabras, resumió la trama que acabó con Cesar por los puñales del hijo y los senadores, trasladando la sorpresa del asesinado al gaucho de la Pampa que en lugar de gritar aquello de " ¡tú también, hijo mío! tan sólo acertó a decir: "¡Pero, ché!".

Ya no podía esperar más con Pedro Sánchez volviendo a su territorio, Andalucía, para rodearse de sus afines en Cádiz. Susana Díaz tenía que fijar una fecha para confirmar su candidatura a la secretaria general del PSOE. Será el 26 de este mes, en Madrid, rodeada de todos los que le apoyan. Serán los dirigentes que saben que se juegan algo más que un cargo interno. Si la presidenta de la Junta de Andalucía perdiera frente a Sánchez y López, el socialismo tendría muy difícil el seguir gobernando en esa autonomía, algo que lleva haciendo desde el comienzo de la democracia.

Huele a elecciones en España por los cuatro costados. Generales anticipadas, catalanes anticipadas, murcianas anticipadas. A elegir. Estas son las señales: Los Presupuestos Generales no están, ni se les espera, por más afán que ponga en ello el ministro Montoro. Y desde Europa, fiel a su manera de tratarnos, nos amenazan con multas si el gobierno no legisla e impone un nuevo marco a los trabajadores portuarios.

Tiene que presentarse como candidata en la primarias del PSOE. No puede dar marcha atrás en la espera. No lo entendería el partido, no lo entenderían los votantes y no lo entenderían los andaluces. La posibilidad de quedarse en Sevilla y esperar a que las primarias las disputes Sánchez y López no existe. Susana Díaz luchará y deberá ganar su primera gran batalla nacional. Y debe hacerlo de forma clara, sin dejarse presionar por las encuestas que se están publicando. Lo dicen y aseguran los suyos y los que, sin serlo, ven en su nombre el mal menor para el futuro de las siglas.


Si en 1964 las peripecias de un señor de Murcia en París le sirvió a Miguel Mihura para escribir una de sus mejores comedias y hasta una segunda parte con las peripecias del españolísimo y aplicado Andrés de provincias y la parisina e hija de exiliados, Ninette; en este 2017 las peripecias del que fue alcalde de Puerto Lumbreras y hoy presidente de la Región de Murcia le están haciendo pasar un mal trato al presidente del Gobierno y del Partido Popular.

Para evitar que el PSOE se parta en dos entre mayo y junio de este año, Patxi López debe llegar vivo a las primarias y al Congreso Federal. El ex lendakari tiene como misión con los votos y apoyos que consiga en toda España negociar y apoyar a los dos que se presentan como posibles vencedores, Susana Díaz y Pedro Sánchez. Está condenado a ser el tercero en discordia y luego a ofrecer sus " servicios" al mejor postor que, todo lleva a ese final, será la actual presidenta de Andalucía.

El ministro de Hacienda está feliz, y si no lo está debería estarlo. Su partido está metido en la harina de sus Congresos regionales, con candidatos, listas, pequeñas y medianas venganzas, futuros que se ponen en juego. El, a lo suyo, a poner cifras en un pendrive y llevarlo al Congreso para hacerse la foto de rigor. Al PP , como organización, puede que le gusten o no, pero los apoyarán, que para eso está don Mariano, que pone firmes con la mirada desde el escaño azul, y la secretaria general que tiene tres estrellas en el uniforme y va de la OTAN a Toledo pasando por la madrileña calle Génova sin despeinarse.

Ahora y que de nuevo varios dirigentes independentistas catalanes van a comparecer ante la Justicia, y que de nuevo y profusamente los medios de comunicación volvemos a hablar del famoso 3%, junto a nuevos registros de sedes y despachos de los llamados prohombres de la burguesía de aquellas tierras y territorios, los portavoces de la Generalitat, desde el presidente Puigdemont al ex presidente Mas amenazan con la destrucción del estado si sobre ellos o algunos de los que les acompañan cae la más leve de las sentencias. Y sólo hablamos del ansiado Referendum, no de las presuntas comisiones, ni de los presuntos favores, ni de cosas parecidas.

La ministra de Defensa y secretaria general del Partido Popular va a mantener la presidencia del partido en Castilla la Mancha. Un trio de poder que, en sus manos, es una jugada ganadora en la mesa de poker a la que está sentada en estos momentos
La líder del socialismo madrileño, alineada ahora con la candidatura del exlehendakari y antes fiel defensora de Sánchez, asegura que éste estuvo ocultando sus intenciones de presentar su candidatura hasta que Patxi López dió el paso y se postuló como aspirante a dirigir el PSOE

Si la distancia entre los hasta ahora líderes de Podemos es real o fingida da lo mismo. Si Pablo Iglesias e Iñigo Errejón han roto por problemas de estrategia y de alianzas con otras fuerzas políticas o durante estos últimos meses nos han ofrecido una gran representación teatral, tampoco importa. Ambos caminos conducen a la misma meta: ganar unas elecciones y gobernar en la Comunidad de Madrid con ayuda del PSOE, y no al revés.

El expresidente del Gobierno y su hijo mayor ya tienen un "amigo" en el círculo más íntimo del mandatario de EE.UU. Se trata de Stephen A. Feinberg, uno de los fundadores de Cerberus Capital y uno de los Fondo buitre que han aterrizado en España al calor de la crisis y en el que trabaja José María Aznar Botellahttp://www.cronicamadrid.com/editmaker/pp.asp

Va ser un dolor constante en el inmediato futuro del Partido Popular. La ex alcaldesa de Valencia está blindada en el Senado y cualquier actuación judicial contra ella debe pasar por su aforamiento. El juez se lo está pensando y en la sede central de los populares ya no saben qué contestar a las preguntas recurrentes de los periodistas sobre Rita Barberà.

Estoy seguro que tanto Pablo Iglesias como Iñigo Errejón y el resto de los profesores universitarios que se han convertido en lideres políticos en apenas 12 meses conocen y han leído a más de uno de los integrantes de los " Angry Young Men", el grupo de escritores británicos que a mediados del siglo XX cambió la forma de mirarse de la sociedad a la que pertenecían. Más que airados, aquí, en España, les llamaríamos jóvenes cabreados, jóvenes hartos del modelo social que les condena a vivir con sus padres hasta pasados los 30 años, que les ofrece salarios de 500 euros, que no encuentran un hueco para sus esperanzas e ilusiones en el futuro al que se asoman.

En la Asamblea de Madrid, los cuatro partidos con representación parlamentaria han escenificado el juego político de las mentiras. En el PP que codirigen Esperanza Aguirre e Ignacio González sabían de antemano que la propuesta que lanzó hace muchos meses la "líderesa" de bajar el número de escaños del Parlamento regional a 65, en lugar de los 129 que existen ahora, era imposible, un brindis al sol, una maniobra de marketing electoral para dejar en evidencia a la izquierda de socialistas y comunistas. Sus 72 diputados,más los ocho de UPy D no llegaban a los 86 necesarios que representan los dos tercios de la Cámara y que posibilitan cambios de ese nivel. En el resto de formaciones sabían lo mismo y conocían las razones por las que la propuesta popular no iba a prosperar.

0,296875