www.cronicamadrid.com
Sanidad investiga el caso de 17 afectados de un brote de salmonelosis en un restaurante

Sanidad investiga el caso de 17 afectados de un brote de salmonelosis en un restaurante

Según la consejería, se están analizando las posibles causas que en principio apuntan a que se trata de salmonella, "que suele estar en huevos y productos derivados"

La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid está investigando el caso de al menos 17 personas que se vieron afectadas el pasado 19 de agosto por un brote de salmonelosis en un bar del municipio de Móstoles, según se ha conocido esta semana y han confirmado fuentes del departamento que dirige Jesús Sánchez Martos.

De momento, se han notificado 17 personas y Sanidad está analizando las posibles causas que en principio apuntan a que se trata de salmonella, "que suele estar en huevos y productos derivados", han señañado.

Desde Sanidad han afirmado que no se clausuró el bar por estos hechos y que fueron los titulares del establecimiento los que en su momento decidieron cerrar.

EXTREMAR PRECAUCIONES

Fuentes de la Consejería han recordado la necesidad de que se extremen las precauciones en verano "para evitar las infecciones alimentarias que favorecen las altas temperaturas, especialmente la que provoca la bacteria salmonella".

Precisamente, la Dirección General de Salud Pública ha editado un folleto destinado a las empresas alimentarias que informa de las medidas preventivas y de control en la cadena alimentaria para reducir la presencia de salmonella en alimentos como la carne, los alimentos elaborados a base de huevo o los brotes germinados de semillas.

El documento incluye pasos a seguir para evitar posibles agentes infecciosos por "contaminación cruzada", así como la obligación de que la empresa analice sus propios productos para descartar salmonella.

COMO PROCEDER

Entre otras cuestiones, desde la Consejería de Sanidad se insiste en que hay que conservar los huevos en la nevera. "Además, en el caso de preparar tortillas, hay que proceder a un cocinado completo (cuajando su centro) y consumirlas inmediatamente o bien mantenerlas refrigeradas hasta el momento de su ingesta, desechándola a los dos días", han indicado.

En el caso de establecimientos alimentarios, la normativa obliga al uso de huevos pasteurizados si no se cocinan completamente los alimentos. Asimismo, se aconseja mantener correctos hábitos en el manipulado de alimentos, como evitar cascar el huevo en el borde del plato que se va a utilizar para batirlo.

"Puesto que la salmonella puede estar presente en la cáscara, y no servir la tortilla en el mismo plato que se ha empleado en su elaboración", han explicado.

Con respecto a las salsas y mayonesas, se recomienda elaborarlas con huevo pasteurizado o industrial y, en caso de utilizar huevo crudo, prepararla poco antes de su consumo, conservarla en el frigorífico y no guardar las sobras.

Además, se desaconseja suministrar salsas caseras hechas con huevo crudo a personas vulnerables, entre ellas mujeres embarazadas, personas mayores, niños muy pequeños o personas con problemas de inmunidad.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.