www.cronicamadrid.com
Aznar y el jefe de los espias de Trump
Ampliar

Aznar y el jefe de los espias de Trump

El expresidente del Gobierno y su hijo mayor ya tienen un "amigo" en el círculo más íntimo del mandatario de EE.UU. Se trata de Stephen A. Feinberg, uno de los fundadores de Cerberus Capital y uno de los Fondo buitre que han aterrizado en España al calor de la crisis y en el que trabaja José María Aznar Botellahttp://www.cronicamadrid.com/editmaker/pp.asp

Una muy buena noticia para el expresidente del gobierno y su hijo mayor. Ya tienen a un "amigo" y jefe en el círculo íntimo del presidente norteamericano. El controlador de los espias de USA, Stephen A. Feinberg, es el CEO del grupo Cerberus, un macro fondo que lo mismo se hace dueño de Chrysler, que consigue tener un ejército privado a través de la compra de varias empresas que trabaja para las Fuerzas Armadas estadounidense. Y que aterrizó en España al calor de la crisis del sector bancario e inmobiliario y que está obteniendo grandes beneficios con la cesión de la gestión de activos.

Tiene su gracia que el nombre del fondo sea el del mítico monstruo de tres cabezas que custodiaba la entrada a los infiernos, toda una declaración de intenciones por parte de sus fundadores, y en el que están desde el ex vicepresidente Qualy al ex secretario del Tesoro Snow. Por capacidad para negociar con los poderes financieros y de la industria armamentística que no quede.

La capacidad para generar enfrentamientos y polémicas de Donald Trump es infinita. Su última batalla es contra sus propios espias, contra las agencias que se dedican a vigilar dentro y fuera de Estados Unidos y que, según afirman los grandes medios de comunicación norteamericanos, se fían tan poco de su jefe supremo que le racionan la información y no le proporcionan todos los datos de que disponen por no saber que puede hacer con ellos.

Tras la dimisión del general Michael Flyn por sus peligrosas conversaciones con miembros de la embajada rusa en Washngtón, y las cada vez más claras injerencias de Moscú en la campaña elektoral que llevó al magnate a la presidencia, el inquilino de la Casa Blanca ha decidido que sea un billonario el que se encargue de meter en cintura a los servicios secretos. El elegido, Stephen A. Feinberg es uno de los fundadores de Cerberus Capital, uno de los Fondo buitre que han aterrizado en España y en el que trabaja José María Aznar Botella a través de una de las empresas que controla y que ha conseguido contratos de gestión de activos imobiliarios e hipotecarios con la Sareb, con Bankia y con Cajamar, por cifras que superan los 50.000 millones de euros. Todo un récord, sobre todo con el banco que preside Ignacio Goirigolzarri, y que "escapa" de la cacareada y casi nula vigilancia de la que gustan de presumir los líderes de la izquierda española, sobre todo de Podemos y sus confluencias.

Si se tenían dudas sobre la capacidad del ex presidente Aznar para relacionarse con la nueva administración republicana, nombres como el de Feinberg lo dejan claro. Tendrá interlocución directa con uno de los hombres de mayor confianza y proximidad con Donald Trump. La CIA y la NSA estarán bajo su supervisión, dos "armas" de grueso calibre y que hasta ahora se han posicionado frente al presidente. Es una de las grandes batallas que se están librando dentro de las esferas de poder de Washington, que promete grandes sorpresas. Para buscar una comparación: es la guerra de algunos de los comisarios de la Policia española, de los que apoyaban al ministro Fernández Díaz y los que se inclinaron por su subordinado Cosidó y las especiales relaciones que tenían con los otros cuerpos de seguridad como la Guardia Civil y el CNI. Multiplicada por mil.