www.cronicamadrid.com
Los sobrinos de la duquesa de Alba ganan el pleito con Boadilla sobre unos caminos
Ampliar

Los sobrinos de la duquesa de Alba ganan el pleito con Boadilla sobre unos caminos

Se trata de unos caminos que cruzan la Finca de Romanillos, que el Consistorio decidio inscribir como públicos tras una denuncia de la Asociación Amigos de los Caminos en 2013, cuando los dueños, los hermanos Fitz-James, decidieron cerrar el paso

El juzgado de Primera Instancia número 5 de Móstoles ha estimado la demanda presentada por la familia Fitz-James contra la propiedad municipal de los caminos que cruzan la Finca de Romanillos en Boadilla del Monte, por lo que condena al Ayuntamiento de Boadilla a entregar la posesión de los mismos a los demandantes.

En la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, el fallo declara la nulidad de la certificación de dominio a favor del Ayuntamiento de Boadilla y, en consecuencia, se acuerda la "cancelación de las inscripciones de dominio de las fincas indicadas", para lo cual se remitirá el "correspondiente mandamiento" al Registro de la Propiedad de Boadilla del Monte.

El fallo no es firme, por lo que contra el mismo los interesados pueden presentar un recurso de apelación. Por este motivo, fuentes municipales han confirmado a Europa Presss que recurrirán la decisión. "El Ayuntamiento acata la sentencia pero la recurrirá porque no es firme, lo que es lógico y coherente con la postura mantenida por el Consistorio hasta el momento", han señalado.

En los Fundamentos de Derecho se recoge que "pese a las manifestaciones" del Ayuntamiento acerca de la supuesta titularidad pública de los caminos "controvertidos desde tiempo inmemorial, lo cierto es que de lo actuado en el presente procedimiento no se desprende que el Ayuntamiento de Boadilla haya realizado acto alguno que permita inferir la naturaleza pública de tales caminos".

Como ha adelantado un diario nacional, el municipio había inscrito los caminos como públicos porque los vecinos lo usan desde tiempo "inmemorial". La polémica surgió tras una denuncia de la Asociación Amigos de los Caminos en 2013, cuando los dueños decidieron cerrar el paso.

INTERESES URBANISTICOS

Los Fitz-Jame decidieron demandar al Ayuntamiento de Boadilla del Monte no cuando este inscribió registralmente los caminos como propiedad municipal en 2014, sino un año después, en octubre de 2015. En ese año se produjo la tramitación del nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Boadilla del Monte, y la aristocrática familia solicto la calificación urbana de un triángulo de 130.000 metros cuadrados de la citada finca, colindante con Las Lomas.

Los sobrinos de la duquesa de Alba pretendían construir 76 viviendas unifamiliares de 400 m2, una operación urbanística que iba a reportarles 20 millones de euros. Para ello, el duque de Berwick, Jacobo Hernando Fitz-James Stuart Gómez, y sus hermanos habían llegado a un acuerdo en 2001 con el edil de Boadilla, procesado en la trama Gürtel, Arturo González Panero. El pelotazo urbanístico se vió frustrado por la sentencia del TSJM, que desestima el recurso contencioso-administrativo" interpuesto por los Fitz-James Stuart Gómez contra el acuerdo de fecha 20 de octubre de 2015 del consejero de Gobierno de la Comunidad de Madrid. Fallo judicial que recurrieron.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Comenta esta noticia
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de cronicamadrid.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.