Va de estatus, que no de otra cosa