Vecinos y comerciantes pueden  prestar  las llaves a la policía local durante el verano