Niņos de familias con pocos recuros pueden ir a desayunar a su colegio