50 padres y madres del Miguel de Cervantes duermen en el centro como protesta